Comedia es nombre de mujer

1245951583_extras_albumes_0Parece mentira que todavía haya que reivindicar el papel de la mujer en determinados ámbitos de la sociedad, pero por desgracia así es. El grado de visibilidad y reconocimiento de las mujeres, principalmente en el mundo laboral, es mucho menor que el de los hombres; y el mundo del cine no está exento de estas peculiaridades.

2015 está siendo un año bastante femenino en cuanto al cine se refiere. Y cuando hablamos de femenino no nos referimos a la temática, sino a las profesionales que están detrás de una obra fílmica, ya sea dirigida a hombres o a mujeres. Porque ya es hora de acabar con aquello de que el cine hecho por mujeres es para mujeres. Películas tan taquilleras como Selma (Ava DuVernay, 2014), nominada al Oscar a la Mejor Película, o Dando la Nota: Aún más alto (Elizabeth Banks, 2015) han estado dirigida por mujeres. Por su parte, Emma Thompson y Aline Brosh McKenna, han firmado el guión de Annie (Will Gluck, 2014), Jane Goldman ha hecho lo propio con el de Kingsman: Servicio secreto (Matthew Vaughn, 2015) y Amy Schumer con el de Y de repente tú (Judd Apatow, 2015), que se estrena esta semana. ¡Y lo que falta por venir! Angelina Jolie dirige By the Sea (Angelina Jolie, 2015), Diablo Cody lo hace con Ricki and the Flash (Diablo Cody, 2015), y Nancy Meyers con El becario (Nancy Meyers, 2015); mientras que Annie Mumolo firma el guión de la esperada Joy (David O. Russell, 2015) y Paula Pell el de Hermanísimas (Jason Moore, 2015), por poner algunos ejemplos.

Y España no se queda atrás. Éste ha sido un año de mucha comedia y éxitos de taquilla. El cine español está en un muy buen momento y gran parte de la responsabilidad es de las profesionales españolas, como María Ripoll, responsable de Ahora o nunca (María Ripoll, 2015); Manuela Moreno directora y creadora, junto a Susana López Rubio y Núria Valls, de Cómo sobrevivir a una despedida (Manuela Moreno, 2015); Juana Macías, quien firma la esperada Embarazados (Juana Macías, 2015); o la gran revelación del año, Leticia Dolera en su versión directora y guionista de Requisitos para ser una persona normal (Leticia Dolera, 2015).

Y, precisamente, de comedia queremos hablar. Porque otra de las noticias que ha marcado el año es el rodaje del remake de Los Cazafantasmas (Ivan Reitman, 1984), que correrá a cargo de Paul Feig en la dirección y Katie Dippold en el guión. Ríos de tinta han corrido por el hecho de que sean cuatro mujeres las elegidas para encarnar a los cuatro cazafantasmas, cuatro genias de la comedia capitaneadas por Melissa McCarthy y Kristen Wiig. Y, ¿por qué ha dado tanto de qué hablar? Pues parece que entre los fans no ha sentado muy bien el hecho de haber elegido a cuatro mujeres, atreviéndose a hablar de traición a la saga. Pero, al final, no deja de ser una cuestión de machismo, y llegas a leer cosas como que el físico de las elegidas no es el perfecto (como si Bill Murray o Dan Aykoryd fueran por ahí marcando abdominales) o que las mujeres no hacen gracia, y no saben hacer comedia. Y ahí es cuando te planteas, ¿qué ha pasado en el mundo para que haya gente que borre de un plumazo más de cien años de historia de las mujeres en la comedia cinematográfica?

650_1200

Eso mismo le pasó a Alice Guy-Blaché, primera cineasta en trabajar la narratividad en el cine, prestigio otorgado por el público general a George Méliès. Guy-Blaché trabajó desde sus inicios la comedia, tanto en Francia como en Hollywood, prueba de ello es, por ejemplo, El hada de las coles (Alice Guy-Blache, 1896), una de sus obras más emblemáticas. A ella la siguieron directoras y guionistas como Lois Weber o Federica Sagor Maas. Hasta la polifacética estrella Mary Pickford, referente femenino en la historia del cine, se atrevió a dirigir la comedia Remodeling Her Husband (Lillian Gish, 1920).

Con el sonido, la presencia femenina aumentó considerablemente. Los primeros años del Hollywood hablado estuvieron dominados por cuatro guionistas: Adela Rogers St. Johns, Bess Meredith, Anita Loose, guionista de Mujeres (George Cukor, 1939) y Frances Marion, la única mujer que ha ganado dos Oscars como guionista, y que firmó comedias tan emblemáticas como Cena a las 8 (George Cukor, 1933) o La fruta amarga (George W. Hill, 1930).

Algunas de las películas más importantes de las décadas de los 30, 40, 50 y 60 tienen detrás a grandes mujeres. Frances Ryerson es la responsable del guión de El mago de Oz (Victor Fleming, 1939); Ruth Gordon creó la reivindicativa La costilla de Adán (George Cukor, 1949); Betty Comden se especializó en comedias musicales como Un día en Nueva York (Stanley Donen, Gene Kelly, 1949), Ella y sus maridos (J. Lee Thompson, 1964) o, el que probablemente sea el mejor musical de la historia, Cantando bajo la lluvia (Stanley Donen, Gene Kelly, 1952): o Frances Goodrich, guionista de obras tan emblemáticas como La cena de los acusados (W. S. van Dyke, 1934), El padre de la novia (Vincente Minnelli, 1950) y Siete novias para siete hermanos (Stanley Donen, 1954).

MusicalforeverCantandobajolalluvia02

Así, ya desde sus inicios, Hollywood ha estado repleto de mujeres profesionales que, ahora, son excluidas de la comedia y asociadas a melodramas o películas de índole romántica. Lina Wertmüller consiguió ser la primera mujer nominada al Oscar a la dirección gracias a una comedia como Pasqualino: Siete bellezas (Lina Wertmüller, 1974), al igual que Sofia Coppola con su comedia dramática Lost in Translation (Sofia Coppola, 2003). Directoras como Barbra Streisand o Jane Campion y famosas guionistas como Callie Khoury, Ruth Prawer Jhabvala y Fran Walsh, han trabajado con este género, a veces, tan denostado. Las últimas décadas del siglo XX vio nacer a otro cuarteto de mujeres que dedicaron todos sus esfuerzos a realizar algunas de las comedias más divertidas de esta época: Elaine May, directora y guionista de películas como El rompecorazones (Elaine May, 1972) o Una jaula de grillos (Mike Nichols, 1986); Nora Ephron, responsable de películas tan míticas como Cuando Harry encontró a Sally (Rob Reiner, 1989); Penny Marshall, directora y guionista de Big (Penny Marshall, 1988), por ejemplo; y la gran Nancy Meyers, quién está detrás de éxitos como La recluta Benjamin (Howard Zieff, 1980), Cuando menos te lo esperas (Nancy Meyers, 2003) o No es tan fácil (Nancy Meyers, 2009), entre otros.

617eee3f47d7

Y así llegamos a un nuevo milenio, en el que las mujeres cada vez son más y tienen más peso, a pesar de que aún se dude de su genialidad. Taquillazos como Mamma Mia! (Phyllida Lloyd, 2008), La boda de mi mejor amiga (Annie Mumolo, 2011), con Kristen Wiig como co-guionista, Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton, Valerie Faris, 2006), Sobran las palabras (Nicole Holofcener, 2013) o Los chicos están bien (Lisa Cholodenko, 2010), tienen detrás a competentes directoras. En cuanto a las guionistas, más de lo mismo. Obras tan emblemáticas de estos 15 años de siglo XXI como: A por todas (Peyton Reed, 2000), guionizada por Jessica Bendinger; Una rubia muy legal (Robert Luketic, 2001), creada por Kirsten Smith; El diablo viste de Prada (David Frankel, 2006), que corre a cargo de Aline Brosh McKenna; Kick Ass: Listo para machacar (Matthew Vaughn, 2010), que nace de manos de Jane Goldman; la gran Juno (Jason Reitman, 2007), que lo hace de las de Diablo Cody; Tina Fey firma el guión de Chicas malas (Mark S. Waters, 2004); Greta Gerwig co-escribe Frances Ha (Noah Baumbach, 2012) junto a su director; y hasta la última obra de Pixar, Del revés (Pete Docter, Ronaldo del Carmen, 2015) cuenta como dialoguista con Amy Poehler.

Pero no sólo de Hollywood vive el hombre, o la mujer, mejor dicho. El resto del mundo también lleva años dando muestras del buen hacer de las mujeres en la comedia. Prueba de ello son profesionales como Marjane Satrapi; la italiana Valeria Bruni-Tedeschi; Haifaa Al-Mansour, responsable de La bicicleta verde (Haifaa Al-Mansour, 2012); Marleen Gorris; Gurinder Chadha; Mira Nair; la libanesa Nadine Labaki, creadora de ¿Y ahora qué hacemos? (Nadine Labakis, 2011); Valérie Donzelli, directora, guionista y protagonista de Declaración de guerra (Valérie Donzelli, 2011); Susanne Bier; Lone Scherfig, que ha firmado películas como Wilbur se quiere suicidar (Lone Scherfig, 2002) o Italiano para principiantes (Lone Scherfig, 2000); y Julie Delpy, co-guionista de Antes del atardecer (Richard Linklater, 2004) y Antes del anochecer (Richard Linklater, 2013) y directora de Dos días en París (Julie Delpy, 2007), Dos días en Nueva York (Julie Delpy, 2011) y El Skylab (Julie Delpy, 2011). Además, podemos sumar un sinfín de nombres de profesionales españolas, como Gracia Querejeta, directora de Felices 140 (Gracia Querejeta, 2015); Chus Gutiérrez, responsable de El Calentito (Chus Gutiérrez, 2005); Isabel Coixet, que ha estrenado recientemente Aprendiendo a conducir (Isabel Coixet, 2015); Icíar Bollaín, responsable de Hola, ¿estás sola? (Icíar Bollaín, 1995), entre otras; la recientemente desaparecida Dúnia Ayaso co-directora de películas como Perdona bonita, pero Lucas me quería a mí (Dúnia Ayaso, Félix Sabroso, 1997) o ¡Descongélate! (Dúnia Ayaso, Félix Sabroso, 2003); e Inés París y Daniela Fejerman, responsables de una de las mejores comedias del cine español, A mi madre le gustan las mujeres (Daniela Fejerman, Inés París, 2002).

Esto no es más que una simple pincelada al mundo de la comedia. Podríamos seguir citando profesionales, tanto guionistas como directoras, podríamos empezar a hablar de productoras que han impulsado grandes películas cómicas, o de actrices que forman parte de la historia fílmica de la comedia, pero parece probado que las mujeres pueden hacer grandes comedias o lo que se propongan. Ya empieza a ser hora de poner las cosas en su sitio.

Alejandro Piera.

Anuncios

6 comentarios en “Comedia es nombre de mujer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s