Appropriate adult. Mal rollo en dos capítulos

Quedan tres días para que la 63 edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, uno de los más importantes y longevos de Europa, llegue al final.

Aunque el certamen arrancó en 1953, no fue hasta 1986 cuando se instauró el Premio Donostia, creado para homenajear a figuras importantes del cine. Gregory Peck fue el primero en llevárselo en reconocimiento a su larga carrera y, desde entonces, grandes nombres nacionales e internacionales han sido galardonados con este premio especial. Meryl Streep, Julia Roberts, Robert de Niro, Francis Ford Coppola, Bette Davies…forman ya parte de la historia de este festival.

Este año entrará a formar parte de esta extensa lista de nombres la actriz británica Emily Watson, con una gala especial que se celebrará este viernes. Desde que dio el salto a la gran pantalla con Rompiendo las olas (Lars Von Trier, 1996), no ha parado de trabajar y cosechar éxitos que abarcan cine, televisión y teatro.

Con motivo de este premio, vamos a detenernos en uno de sus últimos éxitos televisivos, la miniserie Appropriate Adult (Julian Jarrold, 2011) con la que ella, y sus compañeros de reparto, Dominic West y Monica Dolan, triunfaron en los premios Bafta de 2012.

Fred y Rosemary West fueron acusados en los años 90 de más de una decena de asesinatos y abusos sexuales ocurridos entre finales de los años 60 y 70 en un pequeño pueblo inglés. Las últimas víctimas, dos de sus hijas.

Ya no es que este punto de partida sea oscuro y siniestro, que lo es, sino que estamos ante la reconstrucción de un hecho real, así que el estupor conforme va avanzando el metraje, es doble.

Appropriate_AdultTres minutos de arranque, minuciosamente cuidados y cargados de detalles, bastan para anunciarnos el tema, el tono, el ritmo y los personajes de esta serie ambientada en Gloucester, una pequeña, fría y gris ciudad inglesa.

La serie arranca en 1994, fecha en la que se detuvo al matrimonio y se sucedieron varios interrogatorios para esclarecer los hechos. Para tomar declaración a Fred West se necesita la presencia de una trabajadora social que ayude a entender a West todo lo que se le dice, ya que, el asesino tiene (o parece tener) problemas de comprensión. Aquí entra en juego el papel de Janet Leach (Emily Watson), para quien éste se convierte en su primer caso como trabajadora social (no está mal para empezar…)

Desde el principio, West ve en Janet alguien en quien confiar y poder contar aquello que no confiesa a la policía, acogiéndose al secreto profesional que ella debe guardar, lo que va a hacer que ella sufra más aun.

Janet que no está asustada, sino asustadísima, y parece que en cada secuencia vaya a acabar gritando o huyendo despavorida, mira a los ojos del asesino mientras él, impasible, relata unas muertes que aumentan, para sorpresa de todos, incluidos nosotros, a cada minuto que pasa.

1281731822001Si se hubiera optado por reconstruir los crímenes, cosa que agradezco que no hayan hecho, la serie sería muy diferente porque, precisamente, lo que más asusta es que nosotros también estamos obligados a mirar a Fred a los ojos.

Lejos de abandonar el caso, esta trabajadora social, de aspecto frágil, aguanta el tipo durante los interrogatorios. Poco a poco se va implicando en el caso, en lo que le cuenta West que deposita en ella una extraña confianza, en una relación peligrosa en la que la repulsión hacia sus hechos y una extraña atracción hacia él están presentes en la misma medida.

Mientras que Rosemary, la otra cara de los asesinatos, magníficamente interpretado por una irreconocible Monica Dolan, es un personaje aterrador y es capaz de helarte la sangre con una sola mirada, Fred llora como el que más y mira a Janet como si fuera un niño pequeño que acaba de romper un jarrón, aunque a la vez sea capaz de hablar de todo tipo de torturas sin ni siquiera pestañear.

El complejo comportamiento de Fred empuja a Janet a una difícil tesitura, a un dilema moral basado en el bien y el mal. Quiere olvidar el asunto pero algo le empuja a coger sus llamadas, a seguir escuchándole, cuando el caso ha terminado. Encuentra en Fred la encarnación del mal más absoluto, y aun así siente algo hacia él. ¿Pena? ¿Compasión? ¿Intentar saber la verdad de si hay más cadáveres que lleven su nombre? Ni siquiera ella sabe responderse.

appropriate-adult-bannerEl mal rollo de Appropriate Adult está dosificado en dos capítulos de apenas una hora de duración cada uno, y los dos consiguen mantener el interés por igual.

La cuidada estética y cómo está concebida la puesta en escena y la realización son dos puntos más a favor de la serie, que se disfruta mucho visualmente.

decoInteriores oscuros, lúgubres, llenos de papel pintado, de objetos y muebles que agobian, y en los que la suciedad y la humedad parecen salirse de la pantalla. Estos espacios, testigos de tantas barbaridades, se nos van mostrando poco a poco, mediante detalles, igual que los personajes, interpretados y construidos con destreza por un acertado reparto.

María Jara

Anuncios

3 comentarios en “Appropriate adult. Mal rollo en dos capítulos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s