Las series españolas más internacionales

“No parece española” es el mayor cumplido que sabemos hacer a nuestras series, el piropo por excelencia para saber que el espectador da su beneplácito.

En el último año, las cadenas han apostado por abrir nuevos caminos hacia otro tipo de ficción. Evidentemente, Gran Hotel; El tiempo entre costuras; El Ministerio del Tiempo; Bajo Sospecha; Vis a Vis; Allí Abajo, o la reciente Mar de Plástico, no son series que vayamos a confundir con una producción de la HBO, pero hay que reconocer que hay un intento de buscar nuevas fórmulas y de hacer algo de mayor calidad, para intentar dejar atrás el olor a cerrado que venía perfumando la parrilla televisiva desde hace unos cuantos años.

Cada año se celebran varios mercados de compra y venta de series y otros formatos televisivos. El más importante de ellos, el MIPTV, se celebra cada año en Cannes, y se convierte en un escaparate para más de cien países.

A España no le va nada mal en los mercados internacionales, las series y programas que presentan se acogen en estos festivales con mucho interés, cerrando acuerdos para su emisión, o bien para su adaptación.

Títulos míticos que ya forman parte de la historia de nuestra televisión, como Farmacia de Guardia o Verano Azul, fueron también éxito en Argelia, Angola, Portugal, Francia, Bulgaria o Rusia, donde se emitieron dobladas (la calidad del doblaje ya es otro tema).

Es frecuente (y sorprendente) ver cómo series que parecen tan autóctonas, han acabado en los países más insospechados.

Los Serrano, en versión doblada o subtitulada, fue un boom en Finlandia, Rumanía o Rusia, y la República Checa, con el título Horákovi, hizo su propia adaptación, en la que queda patente que una escobilla del váter también sirve como amenaza más allá de nuestras fronteras.

En Polonia decidieron mantener el mismo título que el nuestro para su adaptación de Aída. Viendo a la actriz que la protagoniza, lo único que tiene en común con Carmen Machi es, efectivamente, el nombre de su personaje.

Los que sí son muy reconocibles son los espacios y los personajes de Η Πολυκατοικία. Este nombre tan sencillito de pronunciar significa “el edificio”, y es la adaptación griega de Aquí no hay quien viva. En otros países como Argentina, Portugal, Colombia o Francia, tampoco han podido resistirse a nuestra comunidad de vecinos más disparatada.

Boomerang TV vendió los derechos de Los protegidos a Turquía, para hacer una adaptación, que allí se llamó Sana Bir Sır Vereceğim. En China y Portugal también se pueden ver las aventuras de esta peculiar familia con poderes.

La venta más exótica queda adjudicada a Águila Roja. El héroe enmascarado de Globomedia se ha colado en Corea del Sur (es la primera y única que lo ha conseguido de momento) Tailandia, Filipinas e Irán, en versión doblada en sus respectivas lenguas. No sabemos cómo se han tomado en estos países que, en el siglo XVII, se digan expresiones como “liarla parda”, “hacer la cobra” o “caer la del pulpo”, ni si han podido hacer una traducción más o menos aproximada.

Nuestros vecinos de Portugal, Francia o Italia también tienen en su parrilla series españolas. Conta-me como foi y Raccontami son la versión portuguesa e italiana de Cuéntame cómo pasó, en la que han adaptado el formato a sus propios acontecimientos históricos. Además, esta ficción que acaba de cumplir catorce años en antena (y que a este paso se va a quedar sin pasado y tendrá que recurrir al futuro) se ha exportado a veinticinco países más.

Amaia Salamanca y Concha Velasco hablan francés en Grand Hotêl, versión doblada para la cadena M6.

En la sobremesa de las familias italianas triunfan los protagonistas de El Secreto de Puente Viejo, Il Segreto, y tuvieron su propia versión del médico español más conocido en Un medico in famiglia.

Pero si hay una serie que triunfó de verdad en Italia fue Un Paso Adelante (Paso Adelante, a secas, para ellos). Casi cuando aquí la serie estaba llegando al final, en 2004, allí empezó a emitirse doblada, la acogida adolescente, y no tan adolescente, hizo que MaM y compañía revivieran el fenómeno fan.

Un Paso Adelante, además es la serie española más exportada de nuestra televisión, seguida de cerca por Los Serrano, El Internado y Los Hombres de Paco. Una de sus últimas ventas fue a Irak en el año 2009, cuando ya hacía cuatro años que había terminado su emisión aquí.

¿Y qué pasa con EE.UU.? Pues también nos quieren, menos, pero nos quieren. Unas cuantas series han logrado interesar al duro mercado estadounidense. La primera en hacerlo fue Pulseras Rojas (emitida primero en TV3 y luego doblada al castellano para Antena 3), que tuvo su remake, Red Band Society, emitido por la cadena Fox a cargo de la productora de Steven Spielberg.

Debra Messing es Laura Diamond en la adaptación para la cadena NBC de Los Misterios de Laura. Acaba de cumplir un año en emisión y ya ha sido renovada para una segunda temporada.

El drama de la joven modista Sira Quiroga en El tiempo entre costuras tampoco ha pasado desapercibido al otro lado del charco. Esta miniserie de diez capítulos, adaptación de la novela de María Dueñas, se puede ver subtitulada al inglés bajo el nombre The time in between.

el-tiempo-entre-costurasLos últimos movimientos en el mercado de series señalan que la cadena Fox está muy interesada en comprar los derechos de El Ministerio del Tiempo para hacer su propia adaptación y que la serie Gran Hotel podría tener también una nueva versión en EE.UU, donde la historia se situaría en La Habana a principios del siglo XX.

María Jara

Anuncios

Un comentario en “Las series españolas más internacionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s