Ancestral Delicatessen: Un viaje en blanco y negro desde El Bierzo hasta París

La llegada del Otoño tiene algo de campestre. Cuando pensamos en esta estación a todos nos viene a la mente un bosque con una alfombra de hojas amarillas, la lluvia, una hoguera, setas de todo tipo. Da igual que nunca salgamos del asfalto, el Otoño significa aire limpio que ventila un verano que siempre nos acaba pareciendo demasiado largo. Aunque al final las setas las compremos el supermercado…

Precisamente esa sensación de aire puro es la que transmiten los planos del comienzo de Ancestral Delicatessen de Gabriel Folgado. Los bosques de El Bierzo sirven de primer escenario para esta historia que gira en torno a uno de los imprescindibles otoñales: las castañas.

Imagen 1A través de cuidados planos en blanco y negro montados sobre el sonido ambiente, el autor pretende establecer un lenguaje de contrastes. Tras los apacibles momentos recogidos en El Bierzo, nos trasladamos a las calles de París donde la materia prima de esta historia se disfraza para convertirse en una lujosa delicatessen.


La imagen en blanco y negro iguala los escenarios. Elimina la obviedad que supondría la diferencia de colores para que las imágenes adquieran mayor fuerza semántica y, de esta manera, genera una dialéctica entre las dos realidades que recoge.

El tratamiento de la imagen está lleno de matices. Tanto la niebla del campo como las luces de la ciudad resaltan con el objetivo de marcar aún más ese contraste que plantea el autor.

El documental plantea una reflexión clara. Muestra la vida en el campo de forma bucólica, idealizada, pero a través de planos reales de las costumbres de los habitantes de El Bierzo. Como si se tratara de un Walden moderno, en el que el hombre encuentra su razón de ser en la naturaleza.

La materia prima recogida con tranquilidad, viaja a una gran ciudad convertida en otra cosa más sofisticada. Los abuelos cocinan las castañas humildemente y disfrutan de la conversación con su nieto. Una especie de lucha entre pasado y presente en la que la castaña se convierte en el nexo de unión entre la ciudad y el campo y cambia su formato para satisfacer las necesidades que se tienen en los dos escenarios.

Así pues, el corto muestra las diferentes perspectivas que se dan en el campo y la ciudad. El bullicio y la sobre estimulación de las ciudades, obliga a una materia prima excepcional a disfrazarse para llamar la atención de los transeúntes.

Gabriel Folgado nació en un pueblo de León en 1970. En 2004 dirige su primer cortometraje, pero no será hasta 2009 cuando se estrene en el género documental con Paisajes Interiores.

Sus trabajos, llevados a cabo a través de la productora Catoute Films, han recorrido más de veinte festivales alrededor del mundo.

Marta Laso

Anuncios

2 comentarios en “Ancestral Delicatessen: Un viaje en blanco y negro desde El Bierzo hasta París

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s