Chavela y Lorca, hermanados en el otro mundo

La Vargas, como se la conoce en Méjico, nunca ha ocultado su amor por el poeta de Granada. La poesía de Lorca le hace sentirse comprendida en un mundo que nunca terminó de aceptarla tal y como era: una mujer dura, que vestía pantalones, llevaba pistola y bebía tequila.

El ruiseñor y la noche es un documental dirigido por Rubén Rojo cuyo estreno en España tuvo lugar el pasado 7 de noviembre dentro de la programación del festival de música y documentales In-Edit. Un emocionante relato de la intimidad que Chavela sentía hacía los versos de Lorca que, como ella decía, le hacían sentir la vida. El documental nos acerca a la figura de esta admirable mujer a través del relato de su pasión por Lorca.

Desde muy niña admiró al poeta. Sus versos le ayudaban a evadirse de la hostilidad de su entorno. “De niña todo fue negación. Conocí el mundo a través de mí. Fue muy hermoso y muy doloroso” declara la artista mejicana a la cámara. Y en ese proceso de conocimiento del mundo, se encontró con Federico y, de esa manera, nunca más caminó sola.

Chavela Vargas tenía por costumbre alojarse en la Residencia de Estudiantes cuando visitaba España. Dormía en la habitación de Lorca y en sus noches de insomnio soñaba despierta con el alma del poeta que la visita en forma de pájaro amarillo y conversaba durante toda la noche con él mientras tocaba el piano. Recorría los jardines por los que él había pasado y se sentaba en los bancos donde él lo hizo antes para hablar de su querido Federico sin cesarImagen 1.

Chavela tenía un pensamiento mágico, otro enfoque de pensamiento, como relata una de sus amigas en el documental. Una manera de ver el mundo llena de poesía y con unas profundas raíces en lo popular y en la tierra. De ahí que fuera ordenada como “chamana mayor” por el pueblo huichol. A través de su voz la tierra habla a quien la escucha.

El ruiseñor y la noche profundiza en la personalidad de Chavela a través de los testimonios de quienes la acompañaron en sus últimos años y de las palabras de la propia artista. Chavela no quiso morir sin rendir homenaje a su poeta y así, en su último año de vida, se dedicó en cuerpo y alma a preparar un disco basado en los poemas de Lorca. El documental narra ese último año de la cantante, volcada por completo en su devoción por el poeta que la hizo sentirse comprendida.

Uno de los puntos en común entre ambos fue la obsesión por la muerte. Pero no desde un punto de vista oscuro y atemorizado, si no desde la cercanía, hablándole cara a cara a “la Pelona” como ella le decía. De hecho, quienes la conocían cuentan que la chamana vivió dos veces.

Durante quince años, Chavela desapareció, estuvo muerta para sí misma. Cayó en un alcoholismo que la llevaba a recorrer las calles de noche cometiendo toda clase de locuras impregnadas en tequila. Miró a la muerte a los ojos, para renacer con más fuerza que nunca. En 1993 volvió a la vida y a los escenarios. Y lo hizo con un impresionante concierto en España.

En el documental, podemos ver cómo es el proceso de creación del homenaje de Chavela a Lorca. La selección de textos, que no son los más conocidos del poeta, sino los que mejor expresan los sentimientos de la chamana, los arreglos musicales, las personas que estuvieron a su lado disfrutando de la magia de su creación…

Finalmente, Chavela no quiso dejar pasar la oportunidad de ofrecerle este homenaje a su querido Federico y para ello, en 2012 viaja hasta España para realizar un emocionante recital en la Residencia de Estudiantes. Muchos creen que este viaje, tan largo para una persona de su edad, precipitó su muerte. Otros piensan que estaba esperando a hacerlo para poder morir en paz…

En esta visita, Javier Gallego, que asistió a la proyección del documental en los cines Golem de Madrid, tuvo la oportunidad de sentarse cara a cara con Chavela en la Residencia de Estudiantes y realizarle una entrevista cargada de admiración y poesía. Merece la pena pararse a escuchar al menos los primeros minutos de la misma, en los que el periodista hace una descripción de la artista y la mujer que pone los pelos de punta. Esta ronda es tuya, Chavela.

Una increíble interpretación por parte de una nonagenaria Chavela, que no quiso irse de este mundo sin mostrarle a todos su cariño y admiración por el poeta granadino. Y lo hizo tres semanas después, con el claro sentimiento de no deberle nada a nadie, como ella misma confiesa en el documental.

Entre el público, ojos llorosos de emoción por presenciar semejante espectáculo lleno de crudeza, como su áspera voz. Martirio y Miguel Poveda contenienen las lágrimas mientras acompañan a Chavela en el escenario. Un broche de oro para un maravillosos documental.

Al finalizar, alguien del público le pregunta a Rubén Rojo, el director, qué será lo que hará con 60 años si con 30 es capaz de hacer algo como lo que presenciamos el pasado día 7 en los Golem, una clara definición del emocionante estreno de El ruiseñor y la noche en España.

Marta Laso

Anuncios

3 comentarios en “Chavela y Lorca, hermanados en el otro mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s