¿Por qué no funciona el guilty pleasure de la temporada?

Todo parecía apuntar a que Scream Queens (Ryan Murphy, 2015) iba a ser un bombazo desde que se anunció. La serie, ideada por Ryan Murphy, creador de series tan exitosas como Glee (Ryan Murphy, 2009-2015) o American Horror Story (Ryan Murphy, 2011-Actualidad), contaba con estrellas de la talla de Emma Roberts, Jamie Lee Curtis, Ariana Grande, Nick Jonas, Abigail Breslin, Lea Michele, Diego Boneta o Billie Lourd, y prometía ser una caricatura de lo más divertida de las películas de terror adolescente más famosas de los 90, como Scream. Vigila quién llama (Wes Craven, 1996) o Sé lo que hicisteis el último verano (Jim Gillespie, 1997).

Pero no sólo por ello, sino también porque Scream Queens prometía convertirse en el guilty pleasure de la temporada, coletilla que ha llevado al éxito a series como Anatomía de Grey (Shonda Rimes, 2005-Actualidad), Pretty Little Liars (Norman Buckley, 2010-Actualidad) o True Blood (Alan Ball, 2008-2014), por poner algunos ejemplos. El guilty pleasure, o placer culpable, es la etiqueta que se coloca a contenidos que uno se siete incapaz de reconocer que los disfruta ante su círculo social. A pesar de que no puedas esperar toda una semana para consumir el siguiente episodio de tu serie petarda, de que te sepas todos los diálogos (resumidos muchas veces en divertidos gifs) o de que seas capaz de articular sesudas teorías intelectualoides sobre ellas; algo en tu interior te impide convertirte en un fan declarado de la serie. Básicamente, la razón de esta vergüenza es que pretendemos seguir siendo considerados como iguales ante nuestros amigos que afirman que su película favorita es La Jetée (Chris Marker, 1962). Pero seamos realistas, por mucho que admires a John Ford, Andrei Tarkovsky o Pier Paolo Passolini, todos tenemos un guilty pleasure que ocultar. Ya sea Miss Agente Especial (Donald Petrie, 2000) o El diablo viste de Prada (David Frankel, 2006).

A pesar de que Scream Queen tenía todo a su favor para convertirse en el verdadero éxito de la temporada, la serie de Ryan Murphy no a conseguido obtener el beneplácito del público norteamericano. El estreno de su primera temporada, allá por septiembre, no obtuvo los datos que se esperaban, obteniendo unos resultados discretos que quedaban muy lejos de las expectativas de la cadena, FOX. Pero, no sólo eso, sino que la serie ha ido perdiendo telespectadores capítulo a capítulo, llegando a enganchar, tan sólo, a 2.5 millones de ciudadanos en su último episodio. Todo ello, ha llevado a FOX a precipitar el final de la serie con un doble capítulo final que no estaba previsto, el próximo 8 de diciembre.

1443101142-sq-18

La acción de Scream Queens transcurre en la Universidad Wallace, más concretamente en la hermandad femenina Kappa Kappa Tau. Allí, comienzan a acontecer una serie de asesinatos que parecen estar relacionados con un oscuro hecho que tuvo lugar durante una fiesta de la hermandad en 1995 y que son perpetrados por alguien disfrazado de Diablo Rojo, mascota de la Universidad. En este contexto conocemos a Chanel Oberlin (Emma Roberts), la malvada, irritante, deslenguada, atroz y elegante actual presidenta de KKT: revisión del personaje de niña rica y malcriada tan utilizado en la historia del cine y la televisión.

635827638476730500-767498762_tumblr_nvenb9Mw9A1u3rwcso1_500

A la sombra de Chanel crecen como setas regadas por el odio y la indiferencia, toda una serie de personajes cada cual más loco que el anterior. Desde sus secuaces, Chanel #2 (Ariana Grande), Chanel #3 (Billie Lourd) y Chanel #5 (Abigail Breslin) (Chanel #4 murió de meningitis y se lo tenía merecido), las cuales funcionan como divertida comparsa que acompaña a su líder, sembrando las tramas de situaciones absurdas y cómicas y de diálogos hilarantes, aunque no funcionan muy bien como personajes con tramas individuales, salvo la destacada excepción de Chanel #2 y su inesperado protagonismo en algunos momentos puntuales de cada capítulo, especialmente gracias a su relación con una de las iniciadas (gran descubrimiento el de Billie Lourd, joven cómica nieta de Debbie Reynolds y, por lo tanto, hija de Carrie Fisher); hasta su novio, Chad Radwell (Glen Powell), presidente de la hermandad homóloga masculina, los Dickie Dollars Scholars; pasando por la que se presenta como la primera rival de Chanel, la decana Munsch (Jamie Lee Curtis); o por las iniciadas más curiosas que puedas imaginar: Deaft Taylor Swift (Whitney Meyers), Predatory Lez (Jeanna Han), Neckbrace (Lea Michele), quien pronto se convierte en Chanel #6, o Candle Vlogger (sí, bloguera de velas) (Breezy Eslin), quien nos deja frases tan destacables como “esta vela huele a sofás crema y menopausia, como las películas de Nancy Meyers”. También destacan otros personajes como Dennis Hemphill (Niecy Nash), guarda de seguridad con pocas luces encargada de velar por la integridad de las jóvenes, o Gigi Caldwell (Nassim Pedrad), abogada anclada en la moda de los 90 debido a un shock de estrés postraumático que vivió en la época.

150922_TV_ScreamQueens.jpg.CROP.promo-xlarge2

Con todo este plantel de personajes de lo más loco, un arranque repleto de sangre y muerte, ropa de marca y continuas referencias a la cultura más pop de los 90 y los 2000, aquella bajo la sombra de la que crecimos, por suerte o por desgracia, Scream Queens fue concebida como el cóctel perfecto para el triunfo. Pero algo falla. Me atrevería a afirmar que el mayor problema de la serie viene de la mano del personaje de Grace (Skyler Samuels), quién realmente es el opuesto a Chanel Oberlin: el personaje que se erige como el bien, como la razón, como la moral, con el fin de luchar contra Chanel, en quien se plasma todo lo contrario (gracias a Dior). Grace se convierte rápidamente en un personaje repelente, aburrido, soso, al que no te crees. Y ahí radica el problema, con Grace y los personajes satélite que giran a su alrededor intentando contraponer a la locura de KKT, una especie de racionalidad, que no hay manera de creerse. La trama avanza de forma disparatada y tener unos personajes que intentan buscarle el sentido a todo lo que acontece obstaculiza mucho su avance.

GIF_scream_queens_first_look_1-1432073570

Contraponer el bien al mal es una herramienta muy recurrente, pero en Scream Queens, el bien no está los suficientemente bien construido para poder mostrarse como un rival de peso ante lo fascinante que es el mal. Darles tanto peso a personajes como el Grace, Zayday (Keke Palmer) o Pete (Diego Bonetta), hace que pierdas el interés por el capítulo y, en definitiva, por la serie. No nos gustan esos personajes, moralmente íntegros y perfectos, sino que disfrutamos mucho más de los valores reprochables que representan Chanel Oberlin y sus secuaces.

Chanel_removing_sunglasses

Aun así, Scream Queens es muy defendible como placer culpable, como serie mamarracha y petarda llena de momentos divertidísimos, críticas a la sociedad estadounidense más joven (obsesión por las Redes Sociales, por la imagen, por la belleza, por la popularidad y por el dinero) y de referencias cinematográficas de lo más variopinto, desde Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939) hasta Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960), pasando por Pesadilla en Elm Street (Wes Craven, 1984), Princesa por sorpresa (Garry Marshall, 2001) o El resplandor (Stanley Kubrick, 1980).

Alejandro Piera.

Anuncios

7 comentarios en “¿Por qué no funciona el guilty pleasure de la temporada?

  1. La verdad es que el elenco de la serie está muy bien escogido y la verdad es que todos los actores están a la altura de esta histriónica serie, algo nuevo y fresco en televisión, pero no me extraña que no haya funcionado, pese a algunos diálogos inteligentemente absurdos, se hace pesada con tanto cliché y pedantería ricachona.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s