Chromatography: El viaje más personal de Being Berber

Nacidos en un momento en el que no nos faltaron regalos por Navidad, en el que la pregunta de qué quieres ser de mayor tenía según la época del año una respuesta diferente, y en la que íbamos a estar destinados a enamorarnos y a vivir una vida memorable, los niños de los ochenta y los noventa tenemos hoy un presente un tanto distinto.

beingberber_xs01

“¿Quién voy a ser y cómo seré recordado?” es lo que se plantea Legacy la canción que abre Chromatography (2015) el debut musical del grupo madrileño Being Berber, que se presentó en la sala Moby Dick de Madrid el pasado 22 de octubre. Con esta pregunta se abre un disco de 9 canciones que fueron grabadas en junio de 2015, en los estudios El Invernadero, de Brian Hunt, tras una estancia en la Red Bull Music Academy y la autoedición de un EP, Anthem (2013).

Este trabajo musical, con un sonido de electropop y un ritmo pausado pero con suficientes momentos para desmelenarse, es el resultado de un viaje nómada por las experiencias vitales y musicales de sus componentes, especialmente del norteamericano Christopher Peterson (voz, teclados y samplers), pero también de Gonzalo Ruiz (guitarra y voz), Marco Lipparelli (batería y samplers) y Pablo Rego (sintetizadores).

En este viaje, Chromatography hace 9 paradas en lugares generacionales, preguntándose por la huella que dejamos en un determinado lugar, como en Maria Fray, canción que homenajea al bar ‘O Compañeiro’ y a su dueña María, que permanecieron durante 48 años en Malasaña. Este aplauso a la permanencia se contrapone a Gold, canción sobre la futilidad, el vacío y el postureo de ese mismo barrio. Así pues, la idea del amor (NYE/Dent de Lion), la constante presencia de las guerras (Anthem), o el permanente sentimiento de querer ser libres y no estar atados a nada (Lone Wolf o Wanderlust), son algunas de estas paradas donde, si nos fijamos bien, nos hemos detenido todos alguna vez.

12032980_10156168489225710_3132802035481555022_n

Hablamos con Marco Lipparelli, batería de Being Berber, custode de este ritmo pausado, siempre al borde de la inminente explosión que tiene todo el LP, donde en las canciones priman los medios tiempos para dejar que las palabras lleven, valga la redundancia, la voz cantante.

Roser Colomar: ¿Con qué canción disfrutas más? ¿Cuál es la que más te representa?

Marco Lipparelli: La que más me divierte es Gold, pero con las que más disfruto tocando son Anthem Churchbells. Sin embargo, creo que Wanderlust es la que más me identifica. Tengo un fuerte sentimiento de querer conocer otras culturas, el amor al viaje, dondequiera que te lleve, la constante sensación de mantener vivos sueños futuros en mi cabeza… eso es Wanderlust.

“Endless roads, we’re rolling stones, 

Windows down, away from town. 

Wanderlust, we took the risk, 

Don’t forget we’re dreamers. 

We’re not afraid of the future, it’s Summertime.”

RC: ¿Cómo consigues mantenernos constantemente en alerta, a punto de estallar? ¿Es difícil contener la energía y no acelerarse o la propia personalidad del disco te lo pide?

ML: Sí, por un lado está la parte profesional del músico que hay que saber mantener en todo momento y que te pide que estés “sentado y cómodo” en el tempo. Por otro, está la parte emocional que nunca puede dejar de existir, ya que es el motor que hace que los músicos sean una sola unidad, que hace que las cosas aceleren un poco. Este disco en particular, está compuesto por muchos tempos pausados; los golpes de baqueta tienen amplios silencios entre ellos y en cada silencio, justo ahí, están escondidas las emociones, que son el condimento del sonido. A pesar de los tempos relativamente lentos, la tensión es mucha en todo momento. Y la pulsión natural es la de acelerar. Por tanto, la mezcla perfecta es saber mantener la calma y dejar que la energía fluya y que pueda subir en los momentos de explosión instrumental.

RC: ¿Qué influencias tiene tu batería en este trabajo?

ML: La mayoría de las baterías creadas para este álbum son un conjunto de ideas desarrolladas junto con Christopher (voz y teclados). A la hora de crear, recuerdo cuatro de los muchísimos discos que escuchaba a menudo para estar inspirado durante la fase de creación: In the Silence (Asgeir, 2013), Repave (Volcano Choir, 2013), The Wild Youth (Daugther, 2011) y If You Leave (Daugther, 2013). Además, en mi cabeza siempre están London Grammarm, James Blake, Chet Faker, Grizzly Bear, Timber Timbre, Bon Iver, Tycho, Miike Snow, Todd Terje, entre otros.

descarga

RC: ¿Hacia dónde se dirige ahora vuestro viaje?

ML: Tenemos muchos planes para el próximo año. De momento, estamos cerrando fechas y se plantea un año bastante movido. Empezaremos el próximo 17 de diciembre tocando en los conciertos de Radio 3, el 21 de enero estaremos con Incendios en el Tomavistas Ciudad y el 5 de marzo iremos a la sala Planta Baja de Granada. ¡Eso de momento!

Recuerda su nombre y no los pierdas de vista, porque Being Berber va a dar mucho que hablar. Puedes escuchar sus canciones en Soundcloud y Youtube y estar informado de todas sus novedades en Facebook, Twitter e Instagram.

Buen viaje.

Roser Colomar.

Anuncios

3 comentarios en “Chromatography: El viaje más personal de Being Berber

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s