Ovaciones, aplausos, indignación y abucheos para los Globos de Oro

Como supongo que ya sabréis todos, anoche se celebraron los Globos de Oro, los premios que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, que consisten en celebrar los grandes éxitos del cine y la televisión, en un fiestón regado de Möet. El renacido (Alejandro González-Iñárritu, 2015) ha sido la gran triunfadora de la noche. Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence sumaron su tercer Globo de Oro, y Kate Winslet el cuarto. Mozart in the jungle (Roman Coppola, 2015) y Mr. Robot (Niels Arden Oplev, 2015), se coronan como reinas de las categorías televisivas; y Denzel Washington recibió el premio Cecil B. DeMille a su trayectoria. Ricky Gervais volvió a conducir una gala más cómica y etílica que los Oscar, pero que tan solo tuvo algunos momentos de brillantez, especialmente los protagonizados por las más mejores amigas, Amy Schumer y Jennifer Lawrence, geniales presentando los clips de las películas que protagonizan, Y de repente tú (Judd Apatow, 2015) y Joy (David O. Russell, 2015), respectivamente.

Los Globos han sido un poco extraños. Mucho premio que no estaba entre los esperados. Otros muchos que confirman los nuevos favoritos de la carrera hacia los Oscar. Y otros que son completamente injustos y poco merecidos. No miramos a nadie, Gaga. Así que vamos a hacer un repaso con los premios que odiamos, los que no nos han hecho gracia, los que hemos recibido con tibieza, los que aplaudimos y los que ovacionamos.

OVACIONES

 En pie nos hemos puesto en casa aplaudiendo tres premios que son con los que más de acuerdo estamos, sin duda. Dos de los apartados televisivos, Mejor Actriz de Serie Dramática, para Taraji P. Henson, por su impresionante interpretación del personaje de Cookie Lyon en Empire (Lee Daniels, Danny Strong, 2015), lo que se ha convertido en uno de los personajes del año, sin ninguna duda. El otro, Mejor Actor de TV Movie o Miniserie, que ha recaído sobre Oscar Isaac, por Show me a hero (David Simon, 2015), miniserie de la que ya hablamos en Cultura Trópica y que nos encantó, tanto la serie como él. Aunque, en realidad, Isaac no encanta siempre, desde Ex Machina (Alex Garland, 2015) hasta en La guerra de las galaxias. Episodio VII: El despertar de la fuerza (J. J. Abrams,2015).

Pero si ha habido un premio con el que realmente estamos de acuerdo, unánime total, es con el de Mejor Actor Dramático, de la categoría cinematográfica, que ha sido para Leonardo DiCaprio, que suma su tercer Globo tras El aviador (Martin Scorsese, 2004) y El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013), gracias a su impresionante interpretación en El renacido (Alejandro González-Iñárritu, 2015). Este premio sitúa a DiCaprio como el gran favorito de cara a la ceremonia de los Oscar, que tendrá lugar el 24 de febrero, algo que gran parte de la crítica y público considera que la Academia le debe. Veremos qué sucede.

APLAUSO

Aplaudimos los premios a Mr. Robot, Mejor Serie Dramática y Mejor Actor Secundario de Serie, TV Movie y Miniserie, para Christian Slater, ya que se ha convertido en la serie revelación del año, aunque quizás nos hubiese gustado premiar otras dos grandes revelaciones como son Empire o Narcos (Brancato, Bernard, Miro, 2015); o interpretaciones secundarias como las de Alan Cumming en The Good Wife (Michelle King, Robert King, 2009-Actualidad). También aplaudimos el homenaje “póstumo” a Don Draper, protagonista de Mad Men (Matthew Weiner, 2007-2015), interpretado por Jon Hamm, ganador del Mejor Actor de Serie Dramática. Draper, o Hamm, merecen todos los homenajes del mundo y ya no tendremos oportunidad de volver a premiarlos, así que, ¡bien hecho! También estamos muy de acuerdo con premiar a Maura Tierney como Mejor Actriz Secundaria de Serie, TV Movie o Miniserie, por su brillante interpretación en The Affair (Hagai Levi, 2014-Actualidad), aunque es cierto que Judith Light, por Transparent (Jill Solloway, 2014-Actualidad), podría haber sido una merecida ganadora.

En cuanto al cine, aplaudimos el premio a Ennio Morricone, la Mejor Banda Sonora Original por Los odiosos ocho (Quentin Tarantino, 2015). Morricone también se sitúa como favorito de cara a los Oscar, premio que la Academia aún no le ha concedido. En el apartado musical, también nos gusta la canción de Spectre (Sam Mendes, 2015), Writing’s on the wall, escrita por Sam Smith y Jimmy Napes, y que, aunque no se puede comparar con la compuesta por Adele para Skyfall (Sam Mendes, 2012), ha conseguido hacerse con el Globo a la Mejor Canción Original, desbancando a la gran favorita, See you again, de Fast & Furious 7 (A todo gas 7) (James Wan, 2015).

Muy aplaudido ha sido también el premio para Brie Larson como Mejor Actriz Dramática, por La habitación (Lenny Abrahamson, 2015), que nos regala un personaje dramático muy rico y una interpretación muy emotiva, gracias también a la ayuda de su partenaire, el joven Jacob Tremblay. Aún así, esa era la categoría reina de la ceremonia: Cate Blanchett y Rooney Mara por Carol (Todd Haynes, 2015), Saoirse Ronan por Brooklyn (John Crowley, 2015) y Alicia Vikander por La chica danesa (Tom Hooper, 2015). Cualquiera de ellas podría haber dado el golpe de efecto.

En cuanto a la Mejor Película Dramática, El renacido, y el Mejor Director, Alejandro González Iñárritu por la misma cinta, nos parecen premios más que merecidos. El rodaje ha sido duro y extenuante, según han confirmado protagonistas, director y equipo técnico, debido a las dificultades propias de los impresionantes escenarios naturales y las gélidas temperaturas. Finalmente, el resultado ha merecido la pena y, por supuesto, los Globos. Si bien es cierto, hubiésemos ovacionado todas estas categorías (Banda Sonora, Actriz Drama, Película Drama, Director) con completo convencimiento, si hubiesen recaído sobre Carter Burwell, Cate Blanchett, Rooney Mara, Todd Haynes y la propia película Carol. Hubiese sido un tanto de los Globos de Oro, una apuesta más arriesgada. Pero tendremos que esperar a ver si la Academia apuesta por una historia de amor entre dos mujeres que es realmente la película del año, aunque parece difícil.

TIBIEZA

Con absoluta tibieza hemos recibido el premio a la Mejor Actriz de Comedia o Musical, que ha recaído sobre Rachel Bloom, por la serie Crazy Ex Girlfriend (Rachel Bloom, Aline Brosh McKenna, 2015). La categoría, tan copada de brillantez en otras ediciones, no era nada del otro mundo. El premio ha sido lógico, por no volver a premiar a Gina Rodríguez, por Jane the virgin (Brad Silberling, 2014), y porque Jamie Lee Curtis ya tenía suficiente con la nominación por Scream Queens (Ryan Murphy, 2015). Podrían haber apostado por volver a premiar a Julia Louis-Dreyfus, por Veep (Armando Iannucci, 2012-Actualidad), o a Lily Tomlin, por Grace & Frankie (Tim Kirkby, 2015).

Las categorías de comedia no han brillado mucho por lo general, tampoco en el cine. Mejor Película de Comedia o Musical ha recaído sobre la falsa comedia Marte (The Martian) (Ridley Scott, 2015), cuyo protagonista, Matt Damon, se ha llevado el Globo a Mejor Actor de Comedia o Musical. Ambos premios podrían haber recaído en La gran apuesta (Adam McKay, 2015), pero también podrían haber arriesgado un poquito y premiar dos películas nominadas como Espías (Paul Feig, 2015) o Y de repente tú (Judd Apatow, 2015) que, aunque está claro que no son las mejores películas, si que han aportado una visión novedosa, tanto de la comedia como de la mujer. Y así, tanto a Melissa McCarthy como a Amy Schumer podrían haberlas premiado como Mejor Actriz de Comedia o Musical, en vez de a Jennifer Lawrence, que suma su tercer Globo, tras El lado bueno de las cosas (David O. Russell, 2012) y La gran estafa americana (David O. Russell, 2013), por una película que, aunque correcta y entretenida, no aporta nada nuevo.

Con tibieza también hemos recibido dos premios por infinitamente previsibles. Aún así, no por previsibles son menos merecidos. Del Revés (Inside Out) (Pete Docter, Ronaldo del Carmen, 2015), como Mejor Película de Animación, y El hijo de Saúl (László Nemes, 2015), como Mejor Película Extranjera, en representación de Hungría.

INDIGNACIÓN

Nos hemos indignado con los premios de Mozart in the jungle y Gael García Bernal, su protagonista, ganadores de Mejor Serie de Comedia o Musical y Mejor Actor de Serie de Comedia o Musical, no porque no nos gusten, sino porque han protagonizado uno de los robos más feos de la ceremonia: esos premios eran para Transparent y para Jeffrey Tambor, su protagonista. El drama británico de la BBC, Wolf Hall (Peter Kosminsky, 2015), sobre las intrigas de la corte del rey Enrique VIII de Inglaterra, robó también el merecidísimo premio de Mejor Miniserie o TV Movie a Fargo (Noah Hawley, 2014-2015), que ha protagonizado una segunda temporada para quitarse el sombrero. Por eso nos indignamos.

En cuanto al cine, sabemos que esto va a generar, pero para nada estamos de acuerdo con el premio al Mejor Guión para Aaron Sorkin por Steve Jobs (Danny Boyle, 2015), por varios motivos. El primero, se parece demasiado a The Newsroom (Aaron Sorkin, 2012-2014) o La red social (David Fincher, 2015), y no sólo en lo bueno, por desgracia. Y el segundo, es que la verdad es que la película no merece tantos premios, reconocimientos y alabanzas, cuando la crítica la ha vapuleado y el público ha pasado de verla. Así que, indignados estamos.

ABUCHEOS

El abucheo televisivo va directo a la nueva Mejor Actriz de TV Movie o Miniserie, la super diva Lady Gaga, que no ha demostrado que su gran talento oculto sea la interpretación, ni mucho menos, pero a la que le han regalado un Globo, así como quien no quiere la cosa, por American Horror Story: Hotel (Ryan Murphy, 2015). Ese Globo era para Kirsten Dunst, sin ninguna duda. Queríamos que fuese la noche de Dunst y de Fargo. Por cierto, Gaga protagonizó el momento viral de la ceremonia de los Globos de Oro: nadie si no ella podía sentirse por encima de DiCaprio. Creo que han creado un monstruo.

giphy

Sorprendida se quedó Kate Winslet cuando se anunció que era la Mejor Actriz Secundaria en la categoría cinematográfica. Y sorprendidos nos quedamos todos. Y no es que Kate Winslet no merezca cualquier premio, que sí, pero por Steve Jobs y por encima de la chica de moda, Alicia Vikander (doblemente nominada, por La chica danesa y Ex Machina, y que se fue a casa con las manos vacías); de la favorita, Jennifer Jason Leigh, por Los ocho odiosos; y por encima de todo, de dos grandes del cine como Helen Mirren y, sobre todo, Jane Fonda, que está brevemente maravillosa en La juventud (Paolo Sorrentino, 2015). Así que, abucheos para Winslet no, que la queremos mucho, pero sí para la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood. Y lo mismo ha sucedido con la categoría masculina, Mejor Actor Secundario, que, ante la ovación del salón en pie, recayó sobre Sylvester Stallone por Creed. La leyenda de Rocky (Ryan Coogler, 2015), donde vuelve a interpretar a… ¿adivináis a quién? ¡Correcto! ¡A Rocky! Demasiado para el body, teniendo en la misma categoría a Idris Elba o Michael Shannon. Abucheos, y más abucheos.

Alejandro Piera

Anuncios

Un comentario en “Ovaciones, aplausos, indignación y abucheos para los Globos de Oro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s