Mark Landis. Falsificador por amor al arte

El documental Art and Craft (Sam Cullman y Jennifer Grausman, 2014) cuenta la historia de Mark Landis, uno de los falsificadores de arte más prolíficos de Estados Unidos y que engañó a algunos de los museos más importantes del país.

Mark Landis ha falsificado obras de arte, de todos los estilos, durante más de treinta años. Los museos de prácticamente todas las ciudades de Estados Unidos han expuesto sus copias dándolas como verdaderas, incluso algunas iglesias han tenido sus pinturas sacras, estilo que también domina, en sus muros. Para ello, va cambiando su nombre o incluso inventa historias diciendo que esas pinturas provienen de una herencia y que su difunto familiar, que suele ser una supuesta hermana, quería cederlas. Porque, aquí está la cuestión clave de este artesano falsificador y del documental: Mark Landis cede las pinturas, no cobra nada por ello y muchas de ellas las envía a los museos sin ni siquiera hacer acto de presencia.

El catalogador de arte Matt Lanninger, descubrió por casualidad varios cuadros idénticos expuestos a la vez en varios centros de arte. Investigando un poco más, vio que había numerosas obras de arte repetidas por todo el país y que los propios museos ni siquiera se habían dado cuenta. Aquí comenzó su búsqueda obsesiva de la pista de Landis, aunque no fue hasta 2011 cuando un periodista del Financial Times dio con él.

El documental desarrolla en paralelo el día a día de Mark Landis con las entrevistas a Lanninger, el periodista que le descubrió y responsables de varios museos. La pregunta que ellos se hacen es por qué alguien haría algo así si no es por dinero. La pregunta que se hace Landis es por qué, si está haciendo algo ilegal, nadie le ha denunciado todavía. La cuestión es complicada, si él envía un cuadro falso y lo exponen ¿En qué lugar queda la responsabilidad y la reputación del museo? ¿Hay ilegalidad si no está recibiendo dinero por ello? Lo cierto es que, según entrevistas a expertos, si no hay un cobro, no es ilegal. Otra cuestión es si este hecho es ético o no.

Imagen 1

Art and Craft nos sitúa en la parte más humana de la historia. Cualquier imagen preconcebida que pudiéramos tener de Mark Landis se disipa desde las primeras imágenes. Tiene 60 años y serios problemas de salud. Sinceramente, el documental debería haber evitado entrar con él a las consultas médicas, entre las cuales están las del psiquiatra. Solamente con la convivencia del día a día con él, en la que nos muestran cómo vive y las razones que le han llevado a desarrollar esta actividad, hubiera sido suficiente. A pesar de ciertas escenas evitables, el documental está bien estructurado y consigue su objetivo de crear una empatía total con el protagonista.

Cuando era pequeño, Mark Landis visitaba muchísimos museos con su padre y cogía todos los catálogos gratuitos que podía. Cuando llegaba a su casa, los copiaba. Se acostumbró a copiar cuadros y sus técnicas se perfeccionaban cada vez más. Algunos los copia pincelada a pincelada, otros los crea a partir de una fotocopia del catálogo, a la que va añadiendo un líquido con el que simula encima los trazos del pincel. Después selecciona el marco, lo corta a medida y lo envejece con café soluble.

Imagen 2

Años atrás hizo algunas obras propias, pero lo que realmente le tranquilizaba era copiar cuadros mientras veía una película. De hecho, muchas de las cosas que conoce de algunos pintores las sabe por haberlas visto en alguna película. El cine es su otra afición, todo lo que cuenta viene ejemplificado con una escena o un personaje de ficción. Tan presente tiene el cine en su vida que empezó a fumar hace poco, después de que ya nada le calmara, porque recordó que, en las películas, cuando alguien está nervioso, se enciende un cigarrillo.

Llega un momento del documental, más pronto que tarde, que estamos totalmente de parte del protagonista. No sólo no se había escondido nunca, sino que devolvió él mismo la llamada al periodista del Financial Times que le siguió la pista y dio con su teléfono, le abrió su casa y se prestó a un extensísimo reportaje. Su única preocupación ante la posibilidad de que le reconocieran públicamente era que le prohibieran la entrada a los museos. Nada más le importaba lo más mínimo.

Imagen 3

El fenómeno de este productivo falsificador revolucionó a la prensa y al sector artístico. El que más se había obsesionado con él, Matt Lanninger, decidió reunir todas sus obras y crear una exposición en la que Landis sería el invitado de honor y así poder, por fin, conocer a la persona que tantos dolores de cabeza le había dado. Los organizadores, con Lanninger incluido, quedan muy sorprendidos a medida que van recibiendo los cuadros. Primero, por la calidad de la copia y, segundo, más todavía, porque los museos no hubieran sido capaces de descubrir lo que ellos, con un solo golpe de luz ultravioleta, han podido comprobar. La calidad de la copia es muy buena, pero un responsable de un museo que hubiera hecho bien su trabajo no hubiera tardado en ver que era falsa. La exposición fue un éxito de asistencia y todos le preguntaban al autor por qué, si era capaz de pintar así copiando, no hacía sus propias obras.

Imagen 4

No ha sido la única exposición de falsificaciones. Desde que salió a la luz su historia, varios museos han acogido sus copias (esta vez, sí, con conocimiento de la falsedad de la obra). Desde entonces, Mark Landis, utiliza su talento para copiar cuadros al servicio de personas que han perdido o les han robado alguna obra preciada para ellos.

Parece que con esto queda todo el mundo contento: Él disfruta de lo que más le gusta y los responsables de los museos descansan tranquilos…

María Jara

Anuncios

Un comentario en “Mark Landis. Falsificador por amor al arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s