7 Villanos que inexplicablemente adoras

Así es. Nos pasamos el día mostrando en redes nuestras buenas intenciones y mejor moral, pero luego vemos una peli de héroes y villanos… y nos quedamos con el villano. Y no hablamos solamente de cuando los héroes son insufribles, como Horatio Caine de CSI Miami (Anthony E. Zuicker, Ann Donahue, 2002-2012), sino de cuando los héroes representan todo lo que quieres ser, pero llega el villano y se te olvida. ¿Por qué este extraño fenómeno irracional, casi paranormal? Ya sea porque tienen un carisma arrasador que no deja indiferente a nadie, porque realmente tienen razón o simplemente porque molan, os traemos siete villanos de ficción que inexplicablemente adoras (y nosotros también).

  1. El señor Burns – Los Simpson (Matt Groening, Sam Simon, James L. Brooks, 1989- Actualidad)

Repulsivo, elitista, sin escrúpulos, avaricioso dueño multimillonario de la central Nuclear de Springfield y absolutamente imprescindible. Tanto es así, que los guionistas en un principio tenían previsto presentarlo como un personaje eventual que apareciese para complicar en episodios concretos a la familia Simpson, pero su popularidad fue tal, que se quedó como personaje fijo de la serie. Su carácter está basado en magnates reales como Rockefeller o ficticios como Charles Foster Kane, protagonista de Ciudadano Kane (Orson Welles, 1941), su aspecto igualmente en otro gigante de los negocios, el fundador de la Fox, Barry Diller y sus movimientos imitan el de reptiles y carroñeros. Si fuese real, sería diana segura para las críticas de las RRSS… pero no lo es, y precisamente nos ha dado momentos tan geniales y memorables que nos encanta, con todo lo repugnante que representa. En este caso, Homer es el héroe anti-héroe, completamente insuperable (donde su encanto, una vez más, reside en su moral cuestionable). Pero los Simpson sin el Sr. Burns no serían lo mismo.

  1. Jordan Belfort – El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013)

El protagonista de esta película interpretado por Leonardo DiCaprio y por el que compitió al Óscar a Mejor Actor Protagonista junto al ganador Matthew McConaughey, tiene serias dificultades para ser aceptado entre el público, se excede en todos los vicios: beber, derrochar, ir con prostitutas o estafar. Las imágenes que nos muestran de él nos hacen ver a un hombre despreciable (basta con ver el tráiler para odiarlo). Y lo cierto es que sí que lo odias… pero te encanta. A pesar de estar basado en una persona real, a pesar de odiar la relación con su mujer o los juegos que se inventa para la oficina, a pesar de ser altamente vomitivo, nos mantiene embobados en la pantalla durante 179 minutos en los que no deja de hacer de las suyas. Y encima nos gusta su película. ¿Será que todo lo que toca DiCaprio se convierte en oro? ¿O que la maestría del guionista Terence Winter nos hipnotiza? Quizá Scorsese tuvo algo que ver con el perfecto ritmo del que empapa todo el film… ¿qué más da? El caso es que nos gusta un tipo repugnante y no podemos evitarlo.

  1. El capitán Garfio – Peter Pan (Clyde Geronimi, Hamilton Luske, Wilfred Jackson, Jack Kinney, 1953)

Aquí encontramos un clarísimo ejemplo de héroe y villano, perfectamente definido: Peter Pan y el Capitán Garfio o el “bueno” y su némesis. Pero seamos sinceros, al Capitán Garfio no le faltaban razones. Que te corten la mano y se la den de comer a un cocodrilo que te persigue desde entonces, no se olvida de hoy para mañana, y más si arrastras contigo un garfio (aterrador sí, pero porque un niñato “jugando” te ha dejado manco). Nos quedamos con la versión que ofrece del personaje la película de Disney Peter Pan porque aporta algo que nos hace empatizar con el personaje instantáneamente: debilidad. Así como comentábamos en Pixar y el fin de la inocencia, los traumas y miedos en los villanos nos acercan a ellos, y no son pocos los momentos en los que vemos sufrir al Capitán Garfio en Peter Pan, mostrando su lado más humano: el momento genial en que Smith lo afeita y su bigote empieza a temblar con el sonido del tic-tac del cocodrilo que se acerca, o la secuencia inolvidable en que éste casi consigue tragárselo y Garfio corre tras la barca en la que iba con Smith (después de intentar ahogar a la princesa Tigrilla, eso sí, porque villano es).

  1. El Joker – El Caballero Oscuro (Christopher Nolan, 2008)

Asesino, cruel, retorcido y miles de adjetivos, cada cual más oscuro. Uno de los peores villanos del cine, especialmente con la visión que nos da de él Christopher Nolan en El Caballero Oscuro. Pero esa misma visión y la magistral interpretación de Heath Ledger encarnando la locura de este personaje, convierten al Joker en una figura fascinante, en un icono de culto para muchos fans de Batman. Es histriónico y auténtico a la vez, verdadero y real aunque llevado al extremo. Un papel que le valió al entonces recién fallecido Heath Ledger, el Óscar a Mejor Actor de Reparto a título póstumo, circunstancia que no se daba desde 1977 con Peter Finch por Network (Sidney Lumet, 1976).

  1. Las tías Abby y Martha Brewsther – Arsénico por compasión (Frank Capra, 1944)

Incluímos a las maravillosas tías de Mortimer Brewster (Cary Grant) porque son villanas sin querer. Dos bondadosas ancianitas que alivian el sufrimiento de los solitarios solteros asesinándolos con arsénico. Arsénico por compasión. Basada en la obra teatral homónima (en versión original Arsenic and Old Lace, de Joseph Kesselring, 1939), esta comedia negra nos trae las típicas ancianitas adorables que a veces dan un poco de rabia… sólo que estas no la dan. ¿Por qué? Porque tienen ese punto de villano. ¿Y por qué nos gusta? Porque ellas no lo saben. Maravilloso punto de partida para una película en la que una vez más Cary Grant nos obsequia con sus caras de desconcierto en una comedia loca con un diálogo que no tiene desperdicio, empezando por estas dos abuelitas, que tratan el asesinato con absoluta cotidianidad.

  1. Úrsula – La Sirenita (John Musker, Ron Clements, 1989)

Porque su caracterización es única en toda la historia de los villanos de Disney (está basada en la drag queen Divine), porque el palabra de honor le queda de maravilla sin tener una XS, porque su canción es la mejor entre las canciones de brujas… y te hace olvidar la puñalada trapera que le da a la pobre Ariel al presentarse para conquistar al príncipe con su voz. Porque cuando Úrsula está en pantalla no existe nada más. Después del bache de los años 80, Disney volvió a triunfar con este film con el que sin duda arriesgó con esta nueva tirana, que presenta un carácter arrollador que nada tiene que ver con sus predecesoras, por lo general mucho más frías y elegantes (Maléfica, la madrastra de Blancanieves o incluso Cruella de Vil). Úrsula es descarada, exagerada y muy llamativa, y tan espontánea que a su doblador Pat Carroll, le permitieron improvisar en algunos momentos de su número musical.

  1. Miranda Priestly – El diablo viste de Prada (David Frankel, 2006)

Si bien es verdad que sólo el hecho de que la interprete Meryl Streep te hace adorarla, pero la actriz contó con un fantástico personaje sobre el que trabajar. Frívola, soberbia, venenosa, despótica, tirana y con un estilo y elegancia incomparables. Miranda Priestly es la jefa de la revista de moda Runaway, y aunque todo el mundo la odia, a la vez la idolatran, porque basta que chasquee los dedos para imponer o desechar una tendencia. En la película Meryl Streep le da un toque personal diferente al del libro, al basarse ella en antiguos jefes y no en Anne Wintour (directora de Vogue USA) como en el caso de la novela. Eso le da un detalle final importante, y es que la poderosa reina de la moda tiene un momento de debilidad en la que confiesa a la protagonista Andy Sachs (Anne Hathaway), el temor de cómo afectará su separación a sus hijas. En cualquier caso y quizá a excepción de los demás, creemos que este personaje es fascinante incluso sin mostrar ese punto de humanidad, y más en las manos de Meryl Streep.

Un buen villano no es ese al que no puedes soportar, sino al que odias pero te encanta ver una y otra vez. Por suerte hay miles de personajes malvados así… pero sólo podíamos elegir siete. Y vosotros, ¿a qué villano adoráis?

Milena Cañas.

Anuncios

3 comentarios en “7 Villanos que inexplicablemente adoras

  1. Me ha encantado!! Felicidades!!!
    Mis villanos favoritos son Velmont (Amistades peligrosas) y Gru (Mi villano favorito).
    Nos planteas en este artículo, de forma alegre, fresca y divertida, casi de puntillas, una honda reflexión sobre el ser humano…una parte de nosotros repudia a los villanos, pero hay algo atractivo en ellos.
    Será el espejo que refleja luces y sombras?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s