Viajes en el tiempo y fugas de prisión. Las dos mejores propuestas de la ficción española

El Ministerio del tiempo (Javier y Pablo Olivares, 2015), Vis a Vis (Daniel Écija y Álex Pina, 2015), Allí Abajo (Aitor Gabilondo y César Benítez, 2015) o El Príncipe (Aitor Gabilondo y César Benítez, 2014), Bajo Sospecha (Ramón Campos y Gema R. Neira, 2015), Mar de Plástico (Juan Carlos Cueto y Rocío Martínez Llano, 2015) y el estreno de El Caso. Crónica de sucesos (Fernando Guillén Cuervo, 2016), que arrancó con una propuesta potente, con ecos del género negro, pero que habrá que esperar un poco para ver si no acaba siendo otro de los culebrones de TVE (esperemos que no), confirman que la temporada 2016 continúa el buen ejercicio que inició el curso anterior en lo que a ficción televisiva se refiere.

Series 1

Pero esta oleada de buenos títulos, casi todos con su segunda temporada en curso o finalizada, también confirma otra cosa: El Ministerio del Tiempo y Vis a Vis son, muy posiblemente, las mejores series que han pasado por nuestra televisión desde hace mucho tiempo. Ambas tienen en común la alta calidad técnica y un altísimo despliegue de producción, lo que hace que cada capítulo esté concebido más como una película que como un producto televisivo de esos que estamos acostumbrados a ver en nuestra parrilla.

Series 2

En el caso de El Ministerio del Tiempo, este lunes, tras el octavo capítulo, finalizaba la primera parte de su segunda temporada, dejando pendientes los cinco últimos episodios. Este parón ha pillado por sorpresa a la comunidad ministérica, que teme que no se retome la serie (esperemos que no sea así). Ante el revuelo montado por los fieles seguidores de la serie, Javier Olivares, su creador, aclaró que este parón ya estaba previsto pero que, efectivamente, el error fue no comunicarlo a la audiencia. Tal vez sea un problema de falta de costumbre (en muchas series estadounidenses es frecuente que la temporada se divida en dos partes) o, por el contrario, que estamos demasiado acostumbrados a que le den el paseíllo a muchas series sin previo aviso. En cualquier caso, los fans están volcados al máximo con la serie, convirtiéndola cada lunes en Trending Topic, hasta el punto que si no hubiera sido por su presión, muy probablemente no estaríamos hablando de su segunda temporada, aun cuando esta semana conocíamos que será la primera serie española adaptada en China, sumándose así a la lista de series que han triunfado fuera de nuestras fronteras.

El Ministerio del Tiempo ha logrado encontrar el equilibro (y lo ha ido perfilando a lo largo de las dos temporadas) entre la Fantasía, la Ciencia Ficción y la Historia, para crear un producto original y, además, apto para todos los públicos, unos ingredientes que no parecían llevarse bien. Su encanto está en la atmósfera y el universo propio que ha conseguido crear en cada capítulo, y también en su humor, que tiene todo su potencial en los elementos anacrónicos, en el choque temporal entre los personajes y en las referencias a la cultura popular, televisión, cine, música, política, haciendo guiños constantes al espectador.

En cada episodio ha explorado épocas y escenarios de todo tipo que han llenado de riqueza la trama. A través de las puertas del Ministerio, hemos podido ver a Cervantes dirigir un ensayo de su compañía, cenar con Napoleón, ver morir al Cid, salvar a Lope de Vega de un trágico destino, detener una ejecución de Torquemada, conocer a Houdini, salvar El Guernica, pasear por la Residencia de Estudiantes a la vez que lo hicieron Lorca, Dalí y Buñuel o ver a Valle-Inclán hablar del esperpento. Todo ello, sumado al fantástico elenco de cada capítulo, tanto protagonistas como episódicos, ha hecho que el Ministerio del Tiempo se haya metido al público en el bolsillo.

Su creador, defiende que otro tipo de televisión, creativa y arriesgada, es posible, y se nota que el equipo al completo arriesga y da lo mejor de sí en cada capítulo.

En un género totalmente diferente, encontramos Vis a Vis. Este thriller carcelario pasó de ser comparado hasta la saciedad con Orange is the New Black (Jenji Kohan, 2013) a hacerse un hueco propio entre la crítica especializada. Recién estrenada su segunda temporada (hoy veremos el segundo capítulo) ha arrancado al mismo nivel que acabó, altísimo, aunque no se haya visto reflejado en las audiencias, más flojas en este arranque que en su primera temporada.

Está cargada de acción y el guión va al detalle. No hay tramas sueltas, ni carentes de interés que intenten rellenar setenta minutos de programación (que nunca se hacen largos, otro punto a su favor). Pero además, otro de los puntos más fuertes de la serie es la construcción de sus personajes. Todos ellos, sean protagonistas o secundarios, han experimentado una transformación a lo largo de los capítulos. Aquí no sólo hay malos y buenos, sino que los malos (que lo son mucho, y son geniales) tienen momentos de debilidad, y los buenos, no lo son siempre, también tienen lado oscuro. Ésta, es una de las razones por las que el personaje protagonista, Macarena (Maggie Civantos) resulta atractivo. Su arco de transformación es amplísimo, y lejos de encarnar la bondad y la ingenuidad que se esperaban de ella, en contraposición a su antagonista, la mala malísima Zulema (Najwa Nimri), es un personaje capaz de sorprendernos en cada capítulo.

Series 3

En este sentido, el fantástico elenco, en el que también hay que destacar, además de las nombradas Maggie Civantos y Najwa Nimri, las magníficas interpretaciones de Berta Vázquez, Alba Flores, Inma Cuevas, Cristina Plazas o Roberto Enríquez, funciona como una maquinaria perfecta en la que todos aportan algo a las tramas.

A los personajes y al guión hay que sumar su gran calidad técnica. Vis a Vis está concebida para contar, no sólo con palabras por boca de los personajes, sino también con la luz, con los planos, con el montaje y con la música, cosa a la que no estamos demasiado acostumbrados tampoco y que era necesaria.

Series 4

No sé si estamos ante una nueva etapa de la televisión o inaugurando una nueva generación de series, pero está claro que la calidad y el talento existen e interesan, y que estamos ante dos series con mucha personalidad que tienen mucho que decir y que pueden abrir paso a otras. Lo que no tendría sentido, después de alcanzar este nivel, es volver a dar un paso atrás.

María Jara.

Anuncios

Un comentario en “Viajes en el tiempo y fugas de prisión. Las dos mejores propuestas de la ficción española

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s