7 Huevos de pascua muy bien escondidos

Y no nos referimos a los que todavía quedan en las pastelerías tras la Semana Santa. Aunque tienen algo que ver. En algunos países nórdicos, así como en los anglosajones, estos huevos de chocolate se esconden para que después los niños los busquen y encuentren. Pues bien: en las películas, videojuegos, incluso series, pasa exactamente lo mismo, solo que en vez de ser un huevo de chocolate, son elementos ocultos que el espectador encuentra… o no. ¿Te habías fijado en estos detalles ocultos de las películas? Descubrimos el escondite de 7 huevos de pascua:

  1. La Bella y la Bestia (Gary Trousdale, Kirk Wise, 1991)

¿Cuántos vídeos de mensajes subliminales hemos visto ya de Disney? Los conocemos de memoria: la palabra SEX en el cielo en El Rey León (Rob Minkoff, Roger Allers, 1994), la torre fálica del castillo de La Sirenita (John Musker, Ron Clements, 1989) o la sospechosa protuberancia del cura de la misma película cuando casa al príncipe con Vanesa. Por no hablar de los continuos cameos, de los que también hemos oído hablar mil veces: Goofy y Mickey en la primera escena de La Sirenita, Skar de El Rey León en Hércules (John Musker, Ron Clements, 1997), una figurita de la Bestia en la torre de animales del sultán de Aladdin (John Musker, Ron Clements, 1992)… la lista es interminable. Sin embargo, vamos a intentar centrar nuestros huevos de pascua en mensajes ocultos más que en la aparición de personajes de otras películas. Y antes de desvelar uno no tan conocido, volvamos un momento para aclarar los mensajes sexuales de Disney (¡bonus de huevos de pascua!). La palabra “SEX” que aparece en el cielo de El Rey León, en realidad (o eso dicen ellos) es “SFX”, el grupo de efectos especiales que trabajó en la película y que firmaron de esta manera generando tan controvertida discusión. En el caso de la protuberancia del cura de La Sirenita, se trata en realidad de la rodilla (y no de otra cosa, mal pensados), pero en la versión remasterizada la quitaron para evitar más confusiones. En el caso del castillo fálico la explicación es…eh… pasapalabra. Ahora llega el momento de desvelar el huevo de pascua que traemos en este punto: La Bella y la Bestia (qué pena, ¿no? ¿y si lo dejamos aquí?). ¿Recordáis cuando Maurice (el padre de Bella) va camino de la feria de inventos con su carruaje? Se encuentra con el castillo de la Bestia porque toma un camino equivocado: entre un camino despejado de tonos anaranjados y otro de aspecto lúgubre, elige este último. ¿Pero que ponía en los carteles que le indicaban la dirección? Si reconstruimos las letras semiborradas, en el que señala el camino bueno pone “Anaheim”. Anaheim California es la casa de Disneyland. En el que señala el camino malo pone “Valencia”, justo Valencia, en California, es donde está Six Flags Magic Mountain, el parque de atracciones que les hace la competencia.

  1. El padrino (Francis Ford Coppola, 1972)

Las naranjas. Este mensaje premonitorio y simbólico de El Padrino es más que conocido. Precisamente por eso forma parte de la cultura cinematográfica y resulta imposible no hablar de él. Tanto en la primera, como en la segunda y la tercera parte, desconfía cada vez que veas esta fruta, que nos anuncia traición y muerte. Fijémonos tan sólo en la primera película: el bombardeo de naranjas es constante. La película comienza con la boda de Connie, la hija de Vito Corleonne, jefe de una de las cinco familias que forman la mafia de “La Cosa Nostra” de Nueva York. Ya en esta celebración vemos naranjas en las mesas del banquete, de hecho Tessio, que más tarde traiciona a la familia, justo tiene una naranja entre las manos. Las naranjas continúan de forma más o menos evidentes asociadas a escenas o personajes en los que hay traición y muerte: en la misma boda, cuando Sandra habla sobre su marido (que se descubre que la engaña más adelante), vemos una naranja en el frutero; en el mercado de frutas donde Vito Corleone sufre un intento de asesinato, la fruta que predomina es la naranja; y descaradamente en la escena previa a la de la cabeza de caballo, en la mesa en la que cenan hay un frutero colmado de naranjas.

PASCUA_04

  1. Los otros (Alejandro Amenábar, 2001)

Este huevo de pascua del que os vamos a hablar tiene parte de cameo, pero no es un cameo normal. ¿Recordáis que Hitchcock solía aparecer fugazmente en casi todas sus películas? Simplemente pasando por allí, ni siquiera era necesaria una frase para advertirle, su figura inconfundible era evidente en la escena. Pero vamos a hablaros de algo mucho menos evidente. Así como Hitchcock aparece en sus propias películas, Amenábar decidió colarse sin que lo vieran. Aquí está la diferencia: caracterizado y oculto, lo hemos visto detenidamente en la película de Los Otros y no nos hemos dado ni cuenta. Precisamente en la escena en la que Nicole Kidman, en su personaje de Grace, encuentra en la siniestra casa en la que vive un álbum del siglo XIX con fotografías de muertos. Difuntos fotografiados como si estuviesen dormidos, tal y como explica la película, para que su alma se conservase allí. ¿Adivináis quién está entre ellos? Así es, Alejandro Amenábar aparece en la fotografía de grupo en la que hay tres hombres tumbados sobre una cama. ¿Lo veis?

  1. Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Alfonso Cuarón, 2004)

Ocho películas dan para mucho. Más si hablamos del fenómeno fan: hay teorías, mensajes ocultos y símbolos por todas partes, especulaciones sobre si se han dejado ahí a propósito o son fruto de la desbordante imaginación de los fans. ¿Quién sabe? Lo que sí sabemos es que hay un detalle que pasa muy desapercibido (nada conspiratorio, algo banal y mundano) y que tiene una intención bastante clara. ¿Recordáis el mapa del merodeador de Harry Potter y el prisionero de Azkaban? Ese plano de la escuela en el que se veían pisadas en movimiento que muestran lo que hace cada personaje y dónde está. En la secuencia de créditos, en la que juegan con este peculiar mapita, hay que fijarse en los piececitos de la esquina inferior izquierda de la pantalla (curiosamente la que más pasa desapercibida en cine). No hace falta darle muchas vueltas a lo que están haciendo los propietarios de esas huellas.

PASCUA_GIF

  1. Malditos Bastardos (Quentin Tarantino, 2009)

Otro detalle intencionado, pero que pasa por casual e incluso desapercibido. Wilhelm Wicki (Gedeon Burkhard) es el traductor del grupo “los bastardos de Aldo”. Es un judío que tuvo que abandonar su país natal, Austria, tras la invasión nazi. En la escena en la que está traduciendo lo que dice un oficial nazi, una hoja amarilla cae de un árbol justo sobre su hombro izquierdo. No es casual. La hoja simula ser la estrella de David amarilla que obligaban a los judíos a llevar cosida en su ropa (bajo el hombro izquierdo) para identificarlos.

PASCUA_05

  1. El chip prodigioso (Joe Dante, 1987)

Joe Dante, director de esta película estrenada en 1987, introdujo un guiño a uno de los episodios más controvertidos de la historia del cine, y lo hizo con un simple detalle. En una película que nada tenía que ver con dicho episodio (recordemos que trata sobre el viaje de Denis Quaid en un microchip en el interior del cuerpo de Martin Short), Joe Dante nos recuerda la situación más embarazosa del director Friedrich Wilhelm Murnau (1888-1931): la de su propia muerte. El autor de la famosísima cinta Nosferatu (F.W. Murnau, 1922), muere víctima de un accidente de coche muy particular, ya que encontraron su cuerpo en una situación bastante comprometida con su amante filipino de 14 años, su propio chófer (él tenía 43 años). ¿Qué tiene esto que ver con una película de ciencia ficción como El chip prodigioso? Pues algo tan sencillo como que el mayordomo de Victor Scrimshaw (el actor Kevin McCarthy) era filipino y se llamaba Murnau. Sentido del humor ante todo.

PASCUA_06

  1. Toy Story (John Lasseter, 1995)

Con animación empezamos y en animación nos convertiremos. El último de los huevos de pascua no podía ser sino de Pixar, que mete continuamente detalles ocultos en sus películas. Normalmente cameos de otras películas que ya conocéis todos: Rapunzel en la coronación de Elsa en Frozen, El Reino de Hielo (Chris Buck, Jennifer Lee, 2013); el oso rosa Lotso de Toy Story 3 (Lee Unkrich, 2010) en Up (Pete Docter, 2009) o incluso anuncios de personajes que aun no conocíamos como un peluche de Nemo en Mosntruos S.A. (Pete Docter, Lee Unkrich, David Silverman, 2002). Por supuesto vamos a obviar todo esto (que está por todas partes) y vamos a irnos de nuevo a una referencia a un clásico del cine: El Resplandor (Stanley Kubrick, 1980). ¿El resplandor en Pixar? ¡Sí! No es ninguna novedad que Pixar introduzca guiños para adultos en sus películas, pero para darte cuenta de este tienes que ser muy, muy fan de la película de Kubrick. Cuando Woody y Buzz intenta escapar (en la primera de las películas de la saga) de casa de Sid, el vecino maltratador de juguetes de Andy, ¿el suelo del siniestro pasillo, no os recuerda a otro más siniestro si cabe?

PASCUA_07

Con esta recopilación de secretos ocultos, damos la bienvenida a un fin de semana en el que estar muy atentos a todo lo que veamos en pantalla. Hay muchos de los que no hemos hablado, porque son infinitamente más de 7. Y vosotros ¿qué huevos de Pascua conocéis?

Milena Cañas.

Anuncios

2 comentarios en “7 Huevos de pascua muy bien escondidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s