7 Canciones muy literarias

Cuatrocientos años de la muerte de Cervantes y hasta en el Congreso le hacen un homenaje los mismos que asfixian la creación artística y literaria con impuestos sobrehumanos. Las sombras de Grey envueltas junto a una rosa como medida de atención desesperada mientras repudiamos todo lo que huela a catalán. Personajes ilustres del papel cuché firmando ejemplares en las casetas al lado de célebres literatos. Lo que no consiga un Día del Libro…

Menos mal que hay personas que se acuerdan y defienden la literatura los 365 días del año. Y que hay libros que inspiran para transformar sus palabras en cualquier tipo de arte. Desde guiones adaptados a ilustraciones y cuadros, los libros dan alas a creadores de todas las disciplinas imaginables para traspasar sus páginas y convertirlos en una nueva obra. La música no iba a ser menos.

  1. La leyenda del tiempo (La leyenda del tiempo, Camarón, 1979)

El décimo disco de Camarón marcó para siempre la historia del flamenco. La mayoría de sus canciones son una recopilación de poemas de Lorca y supuso una ruptura con el flamenco tradicional que los más puristas no acogieron con demasiado entusiasmo. El paso del tiempo ha alzado a esta maravilla al lugar que se merece. Reconocible desde sus primeros acordes, su riqueza lírica y musical, acompañada de la desgarrada voz de Camarón la han convertido en una obra imprescindible.

  1. Ramble On (II, Led Zepellin, 1969)

Toda la canción es una referencia metafórica a la obra cumbre de Tolkien, El Señor de los Anillos. Incluso hablan de Mordor en una de la estrofas finales. Unos años más tarde, el su disco IV de 1971 volverían a revisar esta historia en su canción The Battle of Evermore. ¿Acaso se puede hacer algo mejor con la historia de Frodo que un buen Rock and Roll? Y es que si hay algo que estos ingleses controlaban a la perfección eran los largos viajes…

  1. 2+2= 5 (Hail to the thief, Radiohead 2003)

Orwell utilizó este sofisma filosófico para expresar en su obra 1984 una reflexión sobre lo manipuladoras que pueden llegar a resultar las expresiones del poder que los ciudadanos aceptan sin rechistar. En el álbum al que pertenece la canción de Radiohead, cada tema posee una especie de pseudónimo. En el caso de 2+2= 5, este título alternativo es The Lukerwarm, en referencia, según explica su líder Thom Yorke, a los trabajos de Dante. Estos chicos siempre han sido bastante intensos.

  1. Nómadas (¿Quién nos va a salvar?, La Maravillosa Orquesta del Alcohol, 2013)

Estos seis folkies burgaleses muestra en sus canciones todo un catálogo de referencias sociales y culturales. Nick Drake, Mayo del 68, Los Lumière y, en el caso que nos ocupa, Jack Kerouac. Ponen voz a toda una generación acostumbrada a hacer maletas para buscarse la vida donde sea necesario. En definitiva, una generación que vive En la carretera y cuya vida tiene tintes de road movie infinita.

  1. Sympathy for the devil (Beggars Banquet, Rolling Stones, 1968)

En la canción, Mike Jagger interpreta a un excéntrico maestro del mal que está detrás de los actos más viles de la historia de la humanidad, desde la muerte de Jesucristo a la Segunda Guerra Mundial. La letra está basada en El Maestro y la Margarita de Mijail Bulgakov en la que Satán visita la Unión Soviética en 1930 bajo el disfraz de un misterioso mago. Esto le supuso a la banda bastantes problemas entre los sectores más puritanos de la sociedad que los acusó de adoradores del diablo, lo cual jugó a favor de la popularidad de Sus Satánicas Majestades.

  1. I, Robot (I, Robot, The Alan Parsons Project, 1977)

El disco completo se basa en los relatos de Isaac Asimov del mismo nombre. En el momento de su lanzamiento supuso toda una revolución dentro del mundo de la incipiente electrónica, al utilizar técnicas nuevas con sintetizadores. Los pioneros del rock progresivo se hacían fuertes en la escena británica con su segundo trabajo. El libro es una colección de relatos de ciencia ficción en los que el autor profundiza en las tres leyes de la robótica que controlan la relación de los humanos con los robots. Sin duda, un punto de partida muy oportuno para abrir nuevos horizontes en la música sintetizada.

  1. From whom the bell tolls (Ride the lightning, Metallica, 1984)

Basado en la novela de Ernest Hemingway sobre la Guerra Civil española. Un derroche del virtuosismo guitarrero de la banda en su segundo disco con una contundente letra sobre lo cruel de las guerras. Años más tarde la grabarían con la orquesta de San Francisco en el épico y sinfónico S&M.

 Marta Laso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s