Compañeros inseparables de reparto

A lo largo de la historia del cine, el Séptimo Arte nos ha regalado una cantidad incalculable de parejas icónicas que perduran y perdurarán en la mente de todos y todas por muchos años que pasen. Parejas que se formaron casi por casualidad, que gustaron al público y que los estudios de Hollywood convirtieron en estrellas del firmamento cinematográfico. Quizás la más famosa de todas estas parejas es la formada por Fred Astaire y Ginger Rogers, los reyes del musical por excelencia. Astaire y Roger saltaron a la gran pantalla convertidos en pareja de secundarios para el musical Volando hacia Río de Janeiro (Thornton Freeland, 1933), película creada para dar fama a la pareja protagonista del film, Dolores del Río y Gene Raymond. El público acabo fascinado por Fred y Ginger, lanzándolos a la fama y convirtiéndolos en las grandes estrellas de la RKO. Tras su debut como pareja llegaron siete películas más: La alegre divorciada (Mark Sandrich, 1934), Sombrero de copa (Mark Sandrich, 1935), Roberta (William A. Seiter, 1935), Sigamos la flota (Mark Sanrich, 1936), En alas de la danza (George Stevens, 1936), Ritmo loco (Mark Sandrich, 1937) y Amanda (Mark Sandrich, 1938). El tándem fue fructífero desde 1933 hasta 1938, sobre todo bajo las órdenes de Mark Sandrich que, aunque repitiendo la misma fórmula continuamente, supo sacar un buen rendimiento a la pareja y sus coreografías. Mucho se habló de las causas de la ruptura artística. Se especuló con que Fred y Ginger no se llevaban muy bien, pero, al fin y al cabo, a los guionistas de la RKO se les estaba acabando la imaginación para poner a danzar a estos dos bailarines y ellos ya habían alcanzado, gracias a estas películas, un buen status de fama. Rogers siempre estuvo obsesionada en demostrar que no sólo servía para bailar, sino que era una buena actriz dramática, cosa que demostró con el Óscar que ganó por Espejismo de amor (Sam Wood, 1940). Mientras tanto Fred siguió buscando parejas para repetir el éxito que había obtenido con Ginger. Aunque sin el mismo éxito, Astaire probó suerte con Cyd Charisse, Judy Garland, Leslie Caron o Audrey Hepburn. En Vuelve a mí (Charles Walters, 1949) volvieron a reunirse, pero simplemente como algo anecdótico.

Pero Astaire y Rogers no eran la única pareja de moda de la época. Había una que reinaba en las comedias: Myrna Loy y William Powell. Cuando ambos ya acumulaban fama coincidieron en El enemigo público número 1 (W. S. Van Dyke, 1934), película que fue todo un éxito en la época. Van Dyke decidió contar con ellos para La cena de los acusados (W. S. Van Dyke, 1934), en la que interpretaban al matrimonio Charles, protagonista de una gran saga de películas cómicas sobre la investigación de crímenes que tuvo un gran éxito y se convirtió en una de las primeras sagas cinematográficas. Ella, él y Asta (W. S. Van Dyke, 1936), Otra reunión de acusados (W. S. Van Dyke, 1939), La sombra de los acusados (W. S. Van Dyke, 1941), El regreso de aquel hombre (Richard Thorpe, 1945) y La ruleta de la muerte (Edward Buzzell, 1947) completaron la saga. En total protagonizaron 13 películas entre las que están Evelyn Prentice (William K. Howard, 1934), Una mujer difamada (Jack Conway, 1936), El Gran Ziegfeld (Robert Z. Leonard, 1936), Doble boda (Richard Thorpe, 1937), Te quiero otra vez (W. S. Van Dyke, 1940) y Mi marido está loco (Jack Conway, 1941).

powell-22222

Y mientras unos reinaban en el musical y otros en la comedia, había una pareja que se encargó de darle un toque de romance al género de aventura: Errol Flynn y Olivia de Havilland. La gran pareja hizo su primera incursión juntos en El capitán Blood (Michael Curtiz, 1940). De Havilland fue contratada por la Warner para El sueño de una noche de verano (William Dieterle, Max Reinhardt, 1935) y, automáticamente, pasó a formar parte de su maquinaria, juntándola con Errol Flynn bajo las órdenes de Michael Curtiz en películas como: La carga de la brigada ligera (Michael Curtiz, 1936), Robin de los bosques (Michael Curtiz, William Keighley, 1938), El hombre propone (Michael Curtiz, 1938), La vida privada de Elizabeth y Essex (Michael Curtiz, 1939), Camino de Santa Fe (Michael Curtiz, 1940). Completan la lista de nueve películas que coprotagonizaron Murieron con las botas puestas (Raoul Walsh, 1941) y el vaudeville Adorables estrellas (David Butler, 1943). La pareja siguió con sus carreras en solitario, aunque De Havilland tuvo mucho más éxito: Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939) supuso su consagración como estrella y actriz dramática, pero Vida íntima de Julia Norris (Mitchell Leisen, 1946) y La heredera (William Wyler, 1949) le proporcionaron sus dos Óscars, convirtiéndola en una de las grandes leyendas de Hollywood. Flynn, por su parte, se reconoció eternamente enamorado de su compañera de reparto, pero en sus biografías ambos reconocieron que ella siempre lo rechazó, aunque les unió una gran amistad de por vida.

620-errol-flynn-movie-olivia-havilland-best-couples-slideshow.imgcache.rev1348238231799

Los que sí llegaron a ser pareja en la vida real, además de en las nueve películas que coprotagonizaron, fueron Katharine Hepburn y Spencer Tracy, la pareja de grandes actores por excelencia. Desde que compartieran pantalla en La mujer del año (George Stevens, 1942), su química juntos fue imparable, así como sus éxitos en taquilla, sus nominaciones y premios y, sin duda, su amor. Siguieron películas tan importantes como Sin amor (Harold S. Bucquet, 1945), Mar de hierba (Elia Kazan, 1947), El estado de la unión (Frank Capra, 1948), La costilla de Adán (George Cukor, 1949), La impetuosa (George Cukor, 1952), Su otra esposa (Walter Lang, 1957) y la excelente Adivina quién viene esta noche (Stanley Kramer, 1967), su última película juntos, ya que Tracy murió antes de verla estrenar. Hepburn, sin embargo, consiguió uno de sus cuatro Óscars.

539w

Paul Newman y Joanne Woodward, el matrimonio más estable de Hollywood, también coprotagonizó muchos de sus éxitos. Once veces compartieron pantalla: El largo y cálido verano (Martin Ritt, 1958), Un marido en apuros (Leo McCarey, 1958), Desde la terraza (Mark Robson, 1960), Un día volveré (Paris Blues) (Martin Ritt, 1961), Samantha (Melville Shavelson, 1963), 500 millas (James Goldstone, 1969), Un hombre de hoy (Stuart Rosenberg, 1970), Con el agua al cuello (Stuart Rosenberg, 1975), Harry e hijo (Paul Newman, 1984), Esperando a Mr. Bridge (James Ivory, 1990) y la miniserie Empire Falls (Fred Schepisi, 2005). Además, Newman dirigió a su mujer en películas como Raquel, Raquel (Paul Newman, 1968).

Paul-Newman-Joanne-Woodward-kiss

Otro matrimonio, aunque algo menos estable, también apareció junto en once películas: Richard Burton y Elizabeth Taylor. Casados y divorciados dos veces y protagonistas de todo tipo de escándalos, debido a sus turbulentas vidas, regadas de alcohol, amoríos y joyas millonarias. Coincidieron, se conocieron y se enamoraron en el rodaje de Cleopatra (Joseph L. Mankiewicz, 1963), y continuaron su dúo cinematográfico a lo largo de una década con películas como Hotel Internacional (Anthony Asquith, 1963), Castillos en la arena (Vincente Minnelli, 1965), ¿Quién teme a Virginia Woolf? (Mike Nichols, 1966), La mujer indomable (Franco Zeffirelli, 1966), Los comediantes (Peter Glenville, 1967), Doctor Fausto (Richard Burton, Nevill Coghill, 1967), La mujer maldita (Joseph Losey, 1968), Bajo el bosque lácteo (Andrew Sinclair, 1972), Pacto con el diablo (Peter Ustinov, 1972) y el telefilm Se divorcia él, se divorcia ella (Waris Hussein, 1973). Tras su primer divorcio no volvieron a juntarse para ningún film, a pesar de que en 1975 se volverían a casar, aunque sólo durasen ocho meses más.

elizabeth-taylor-and-richard-burton

Otros matrimonio que no acabó muy bien, el que unió a Woody Allen y Mia Farrow, finiquitado como el rosario de la aurora, con infidelidades, acusaciones y muchos hijos, entre ellos la siguiente mujer de Allen, Soon-Yin, también fue un matrimonio prolífico en el cine. Allen y Farrow, antes de tirarse los muebles a la cabeza, compartieron cartel en películas como La comedia sexual de una noche de verano (Woody Allen, 1982), Zelig (Woody Allen, 1983), Broadway Danny Rose (Woody Allen, 1984), Hannah y sus hermanas (Woody Allen, 1986), Días de radio (Woody Allen, 1986), Historias de Nueva York (Woody Allen, Francis Ford Coppola, Martin Scorsese, 1989), Delitos y faltas (Woody Allen, 1989), Sombras y niebla (Woody Allen, 1991) y Maridos y mujeres (Woody Allen, 1992). Además, Allen dirigió a Farrow en otras películas como Septiembre (Woody Allen, 1987), Otra mujer (Woody Allen, 1988) o La rosa púrpura del Cairo (Woody Allen, 1985). Tras el divorcio, no hace falta que aclaremos que no volvieron a actuar juntos.

11

Woody Allen también compartió pantalla hasta en ocho ocasiones con Diane Keaton, con quien consiguió la fama en películas como el telefilm Men of Crisis: The Harvey Wallinger Story (Woody Allen, 1971), Sueños de un seductor (Herbert Ross, 1972), El dormilón (Woody Allen, 1973), La última noche de Boris Grushenko (Woody Allen, 1975), Annie Hall (Woody Allen, 1977), Manhattan (Woody Allen, 1979), Días de radio (Woody Allen, 1987) y Misterioso asesinato en Manhattan (Woody Allen, 1993). Además, Allen también ha dirigido a Keaton en películas como Interiores (Woody Allen, 1979).

annie-hall

Muchas otras parejas se consagraron con menos películas, como el tándem, a la par que matrimonio real, Humphrey Bogart y Lauren Bacall, reyes del cine noir, entre cuya filmografía destaca Tener o no tener (Howard Hawks, 1944). También triunfó la pareja de la comedia romántica de los sesenta, Doris Day y Rock Hudson, con tan sólo tres películas, entre ellas la divertidísima Confidencias de medianoche (Michael Gordon, 1959). Icónicos fueron Jack Lemmon y Shirley MacLaine que protagonizaron dos películas juntos, bajo las órdenes de Billy Wilder, que los lanzaron al estrellato: El apartamento (Billy Wilder, 1960) e Irma, la dulce (Billy Wilder, 1963). Aprovechando la química de las estrellas italianas por excelencia, Sophia Loren y Marcello Mastroianni, se llegaron a rodar entre Hollywood y Roma hasta doce películas coprotagonizadas por estos legendarios actores. Javier Bardem y Penélope Cruz repiten, en la actualidad, esta fórmula, pero además convertidos en matrimonio. Los Bardem-Cruz han protagonizado, a un lado y otro del Atlántico, hasta seis largometrajes, entre los que destacan su primera colaboración, Jamón, Jamón (Bigas Luna, 1992) y Vicky Cristina Barcelona (Woody Allen, 2008), que supuso el Óscar para ella. Antes que ellos, en Hollywood triunfó otro matrimonio que hoy es historia: Tom Cruise y Nicole Kidman, que se convirtieron en los 90 en los Brangelina de la época, protagonizando películas como Días de trueno (Tony Scott, 1990), Un horizonte muy lejano (Ron Howard, 1992) y Eyes Wide Shut (Stanley Kubrick, 1999). Pero Brangelina sólo hay una y a Angelina Jolie y Brad Pitt no les ha hecho falta más que enamorarse en Sr. y Sra. Smith (Dogu Liman, 2005) y desenamorarse en Frente al mar (Angelina Jolie, 2015) para convertirse en una de las parejas más icónicas de la historia de Hollywood. Y la comedia romántica ha seguido dando nuevas parejas históricas, desde Richard Gere y Julia Roberts, desde Pretty Woman (Garry Marshall, 1990); hasta Bradley Cooper y Jennifer Lawrence, que últimamente encadenan éxitos desde que coprotagonizaron El lado bueno de las cosas (David O. Russell, 2012), pasando por los siempre míticos Tom Hanks y Meg Ryan, que han vuelto en 2015 con Ithaca (Meg Ryan, 2015), tras éxitos como Joe contra el volcán (John Patrick Shanley, 1990), Algo para recordar (Nora Ephron, 1993) y Tienes un e-mail (Nora Ephron, 1998).

bogiebacall

Pero no sólo las parejas han llegado al firmamento. Los amigos irrepetibles también han conseguido consagrar a parejas como Jack Lemmon y Walter Matthau, con ocho películas entre las que destacan En bandeja de plata (Billy Wilder, 1966) y La extraña pareja (Gene Sacks, 1968); los inconfundibles Terrence Hill y Bud Spencer que llegaron a compartir cartel hasta en 18 largometrajes; los oscarizados Robert de Niro y Joe Pesci, pareja perfecta para el cine de gángster o de Scorsese, que ha protagonizado películas como Toro salvaje (Martin Scorsese, 1980), Uno de los nuestros (Martin Scorsese, 1990) o Casino (Martin Scorsese, 1995), y que volverá pronto con The Irishman (Martin Scorsese, 2017); o los más actuales Ben Affleck y Matt Damon, Ben Stiller y Owen Wilson, y James Franco y Seth Rogen. En lo que corresponde a las amigas, las grandes damas del cine británico, Judi Dench y Maggie Smith han coincidido en varias ocasiones, como también lo han hecho las grandísimas Tina Fey y Amy Poehler y Melissa McCarthy y Kristen Wiig, divertidísimas en La boda de mi mejor amiga (Paul Feig, 2011) y a punto de regresar con Las cazafantasmas (Paul Feig, 2016). También Jean Arthur y Charles Coburn fueron amigos y enemigos en los años 40 en películas como El amor llamó dos veces (George Stevens, 1943), El diablo burlado (Sam Wood, 1941) y Días impacientes (Irving Cummings, 1944). Como Johnny Depp y Helena Bonham Carter que han coincidido en numerosas películas interpretando a parejas como en Sweeney Todd: El barbero diabólico de la Calle Fleet (Tim Burton, 2007), poniendo sus voces, como en La novia cadáver (Tim Burton, Mike Johnson, 2005), como enemigos en Alicia en el país de las maravillas (Tim Burton, 2010) o sin coincidir en ninguna escena, como en Charlie y la fábrica de chocolate (Tim Burton, 2005).

The-Devil-and-Miss-Jones-images-b30af14a-5d6f-4332-bc03-05c65d457c6

Alejandro Piera.

Anuncios

2 comentarios en “Compañeros inseparables de reparto

  1. Muy bueno y completo. Añadiría -creo no haberlos visto en el reportaje- a Deborah Kerr y Robert Mitchum. Hicieron algunas películas juntos y, pese a que al principio Mitchum creyó que Kerr sería demasiado ‘santurrona’ para él, acabaron haciéndose buenos amigos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s