Las Pin Up girls de ahora y de siempre

Mujeres vistas por los hombres. Mujeres que siguen los patrones. Artículos sobre cómo posar. Cómo parecer natural sin serlo. Likes, retweets y filtros. Aunque la era del Photoshop ha pasado (Inma Cuesta lo dejó bien claro subiendo fotos suyas sin retocar como protesta, y no es la única), parece que ahora la moda es la vuelta a lo natural: maquillarse de forma que parezca que tienes la cara lavada, trenzas deshechas que tardas más en hacer que las peinadas, runners everywhere y deportivas tipo tenis para salir el sábado por la noche (sí, yo también he caído en todo esto). Así es, aunque parezca que nos liberamos de las ataduras de la moda e ideales de belleza, en el momento menos pensado te has metido en otra tendencia y vuelves a hacer lo que todo el mundo. Reacciones que se convierten en nuevas tendencias con las que ser admirados en la sociedad. Pin Ups de nuestro tiempo.

PINUP.jpg

Se entiende como Pin Up, las fotografías o ilustraciones de personas con actitudes sugerentes mirando a cámara que aparecen en carteles, revistas o calendarios (ahora en Facebook…). Si llevamos toda nuestra historia intentando parecer más que ser, lo que remató esta obsesión, fueron los carteles y la difusión de imágenes en revistas y calendarios, lo que la convierte en compulsiva. Antes de eso, la moda la marcaba la aristocracia y sólo era accesible a unos pocos, pero a finales de siglo XIX esto cambia con el nombre de un ilustrador: Charles Dana Gibson. Este dibujante, con la calidad y estilo de sus dibujos hace que los patrones de belleza los impongan las actrices, cantantes o modelos que retrata, hasta el punto de crearse el concepto de “Gibson Girl”. Y lo más importante: una Gibson Girl, no sólo era un modelo físico de belleza, sino también una actitud (¿os suena…?).

Las Gibson Girls surgen en la época parisina de la Belle Èpoque y son considerados el primer ideal de belleza femenina estadounidense. Nariz y boca pequeñas, ojos grandes y cuerpo de sirena conseguido a través de molestos corsés. No es un producto de la moda, sino de la interpretación de la mujer por su autor, que considera que ésta es elegante pero seductora y segura con los hombres, independiente (“para elegir al hombre que quiera”) y muy elegante. Por supuesto que la moda de París no le dejó indiferente, y la figura del corsé se mantiene. Pero la chica Gibson, es más alta y estilizada, y así como ahora se lleva el sushi y el yoga, se impuso la idea de que esta mujer ideal era sana, deportista, estudiosa y formada. Siempre sonriente, pero sin llegar a reír, lo que le daba encanto y misterio. Algunas de las modelos “Gibson” más famosas son Evelyn Nesbit o Camille Clifford, las itgirls de la época.

Pero la reacción no tardó en llegar, y las circunstancias de la I Guerra Mundial se rebelaron dejando a las Gibson Girls obsoletas. No sólo la vestimenta iba a ser mucho más cómoda (dejando atrás los corsés que cortaban la respiración), sino que la actitud debía cambiar: no había hombres, y la preocupación de las mujeres deja de ser buscar marido. Es más, las chicas se rebelan y reclaman el derecho a hacer “cosas de hombres”: fumar, beber, conducir y valerse por sí misma. Este es el nacimiento de las flapper girls. Nada de agradar para encontrar marido, sino para protestar contra las costumbres que dejaban atrás… con el peligro que eso conlleva. Aunque feminista, poco a poco le pasó lo que a todas las modas, que comenzó a atrapar a las mujeres, haciéndolas seguir patrones de belleza y actitud para ser admiradas por el resto (aunque fuese de mujeres esta vez). Pelo de corte “bob”, mucho (muchísimo) maquillaje, jazz, alcohol, pitillera, vida frenética y rebeldía incondicional ante la ley (estamos en los años 20-30, sobrellevando la ley seca). “Flapper girl, flapper girl…

El término Pin Up girl, comienza a utilizarse en los años 40-50 (aunque ya vemos que existen desde mucho antes…y mucho después). Con la II Guerra Mundial las Pin Up girls se convirtieron en amuletos para los soldados, hasta el punto de que el gobierno regalaba calendarios para que las llevasen consigo, y estos las dibujaban en aviones militares (arte que hasta tiene un nombre: nose art). De modo que volvemos a crear la imagen de la mujer a partir de la visión de un hombre, son ilustraciones pensadas para ellos y esta vez, más sugerentes que nunca. Si algo caracteriza el estilo Pin Up es la actitud más allá de la estética: situaciones cotidianas en las que las mujeres dejan ver sus ligas o ropa interior. Transparencias y algunos desnudos. Tacones, rabillo en el ojo y labios carmín muy definidos, cinturas ajustadas y hombros al aire (escote generoso). Insinuar más que enseñar, descaro a la vez que contención. Todo eso perseguían las mujeres de la década de los 40-50, imitando a Pin Up girls como Marilyn Moroe, Elisabeth Taylor o Rita Hayworth (y ellas a su vez imitando las ilustraciones). Los dibujos de Alberto Vargas nos dejan algunas de las más famosas pin up girls, creando escuela.

Las Pin Up girls continúan aun en los 70 y 80, aunque la imagen más extendida de ellas, se la de las décadas anteriores. De hecho, es en las que pensamos cuando actualmente utilizamos el término, que por cierto incluye a hombres y a mujeres, aunque siempre tengamos en mente a las chicas (culpa de la publicidad y mujer como objeto sexual). Sin embargo, como curiosidad diremos que el artista Paul Richmond es conocido por sus Pin Up masculinos, aunque él utiliza el término británico de cheese cake boy (que viene a ser lo mismo). Retrata su perspectiva homosexual siguiendo la actitud de las Pin up girls de los 40 con un resultado bastante curioso.

Tendencias, rebeliones en contra de lo anterior pero que vuelan atraídas al mismo punto: cánones, patrones. ¿Qué diferencia hay? Dejamos la reflexión al aire con el tema Flapper Girl de The Lumineers. Recordad darle al like.

Milena Cañas.

Anuncios

Un comentario en “Las Pin Up girls de ahora y de siempre

  1. Me encantan tus artículos, tienen los ingredientes necesarios para que caigas rendido a sus pies,y yo los espero con auténtica expectación. Me secuestra de mi rutina y me abre una ventana para que respire aire nuevo.
    Gracias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s