Last night a Dj saved my life

Las bandas callejeras se reúnen de noche en un parque. Todos asisten con sus mejores galas, sus uniformes los distinguen y les hacen sentirse parte de algo, únicos y diferenciados. Un maestro de ceremonias arenga a unas bandas que acostumbran a pelear entre sí por sus territorios con el objetivo de identificar a un nuevo enemigo común y convertirse en los dueños de la ciudad. The Warriors (Walter Hill, 1979) convierte en ficción la historia reciente que hizo arder los barrios de Nueva York en los setenta.

El documental Rubble Kings (Shan Nicholson, 2010) repasa la historia de Nueva York desde 1968 a 1975, cuando las bandas gobernaban con violencia las calles de una ciudad sumida en el caos. Mediante los testimonios de algunos de los protagonistas del momento, la película pone en contexto la realidad social que años más tarde haría prosperar el movimiento Hip Hop. Y para nosotros es una excusa perfecta para sumergirnos en los orígenes de unas de las subculturas más relevantes cuya vigencia perdura hasta hoy en día.

Rubble Kings

Para entender esta historia con precisión es necesario trasladarnos hasta los años cuarenta, cuando Nueva York quedó dividido administrativamente en cinco municipios. Nuestra historia se centra en el Bronx, más concretamente en la zona sur que es la que todo el mundo identifica con el icónico distrito. La parte norte siempre ha estado habitada por una poco conflictiva clase media-alta con poca relevancia para el tema que nos ocupa.

Antes de la Segunda Guerra Mundial, el Bronx era el hogar de inmigrantes de muy diversos orígenes. La postguerra conllevó un periodo de prosperidad basado en la construcción e hizo que muchos de sus habitantes se mudaran a zonas más al norte dejando su lugar a puertorriqueños y afroamericanos que trabajaban en fábricas. La vida seguía siendo parecida en sus bulliciosas calles, habitadas por obreros y trabajadores de una procedencia distinta. Más tarde, en los sesenta, una serie de catastróficas decisiones por parte del Ayuntamiento respecto al urbanismo darían lugar a una explosión incontrolable en las calles. Para unir los prósperos barrios del norte con el centro, se construyó una autovía que dividía el barrio en dos, dejando a los vecinos de la zona sur cada vez más aislados. Las casas se quedaban vacías y para solucionar la situación, el Ayuntamiento premió a los propietarios que alquilaran sus edificios a personas sin empleo. Así, la demografía cambio rápidamente  pasando de barrio obrero por excelencia a distrito marginal.

Bronx

Este contexto urbano fue el caldo de cultivo ideal para la aparición de bandas callejeras. Los sesenta y su mensaje de amor se habían evaporado. La Guerra de Vietnam arrancaba a los jóvenes de sus hogares y los líderes de las comunidades oprimidas eran eliminados en sonados magnicidios de personas y mensajes. La esperanza había desaparecido dejando un escenario de crisis social que inundaba las calles de los distritos más olvidados, en los que los jóvenes sin futuro se unían sin ningún propósito más allá que el de la supervivencia y la autorreafirmación. Decenas de bandas tomaron violentamente las calles del Bronx. Lo que comenzó como un movimiento de unión entre los miembros de la misma comunidad derivó en una violenta competición entre diferentes bandas que trataban de imitar el comportamiento irreverente de Los Ángeles del Infierno nada más y nada menos. Chicos sin empleo ni estudios vagaban por las calles ataviados con chalecos vaqueros diferenciados por sus emblemas, con la sensación de formar parte de algo único. Así, comenzaron a repartirse los territorios y a defenderlos con una violencia desmedida que atemorizaba a los vecinos.

Bandas

Entre todas las bandas, una destacaba por encima de las demás y no era por su violencia, sino por sus ideas. Los Ghetto Brothers, una de las primeras en formarse y por ello una de las más respetadas, tuvieron el valor de darle la vuelta a la situación. Su planteamiento era el de hacer algo por su entorno, mejorar la situación en la que vivían. Su enemigo no eran las otras bandas, sino la policía que les reprimía con dureza en su barrio y nos le dejaba expresarse y, más allá de eso, un sistema que les oprimía y les robaba su futuro. Como se cuenta en el propio documental, los Panteras Negras ya no tenían peso entre los jóvenes de color y los puertorriqueños carecían de este tipo de líderes, así que los Ghetto Brothers se hicieron responsables de ese hueco en la reivindicación de sus identidades. Su mensaje caló entre los jóvenes, que veían cómo sus hermanos se preocupaban por ellos, sacaban a los chicos de las drogas y colaboraban repartiendo ropa y comida entre los más necesitados del barrio.En definitiva, dieron a esos jóvenes olvidados un motivo para la esperanza.

Algunos de los miembros de la banda formaron uno grupo de música con la intención de difundir sus ideas, con el mismo nombre. Los Ghetto Brothers y su funk latino trataban de empoderar a los puertorriqueños para sentirse orgullosos de lo que representan colectivamente sin renunciar a sus orígenes. Toda una respuesta cultural a su situación, cargada de mensajes positivos que hizo mella en los jóvenes del Bronx. La banda crecía más y más cada día y las fiestas que organizaban para la comunidad, también.

A pesar del trabajo de los Ghetto Brothers, la violencia crecía día a día en las calles de la ciudad, hasta que un día, uno de los líderes de la banda fue asesinado cuando trataba de pacificar en un conflicto entre otras bandas rivales. Los hermanos se vieron a una encrucijada entre declarar la guerra y llenar las calles de sangre o continuar con la labor de su compañero y luchar por la paz. Apostaron por la segunda opción y lo que ocurrió después fue algo maravilloso. Las bandas comenzaron a traspasar sus territorios, todos eran bien recibidos en las nuevas fiestas organizadas por los Ghetto Brothers. Las indumentarias agresivas y diferenciadoras comenzaron a ser algo de otra época. Todo aquel que supiera tocar un instrumento, tenía hueco en las Jam Sessions que se organizaban. Pasaron de la rabia a la reivindicación de la autoestima mediante la música. Todo un milagro impensable sólo unos meses antes. La cosa fue creciendo cada vez más. Las peleas dejaron paso a las competiciones de baile y así, casi sin darse cuenta, surgió el Hip Hop en las calles de Nueva York.

La calle 163 era tomada por los músicos que enchufaban sus amplificadores en las farolas. Kool Herc, considerado como el padre del Hip Hop, revolucionó la escena tomando cortes de canciones y reproduciéndolos para que los MC pudieran animar la fiesta sobre ellos. Habían nacido los breaks y toda una revolución cultural se abría paso.

Afrika Bambaataa sirvió de nexo entre las bandas y el movimiento Hip Hop. Integrante de una de las bandas más relevantes del Bronx, fue capaz de transformarla en la Universal Zulu Nation. Dotaron al nuevo movimiento de una entidad propia y dieron nombre a las cuatro disciplinas que lo componen: Djing, MCing, BBoying y Graffiti. Conocidos como La Organización, suponían una alternativa pacifista a los gangs. Se oponían a la violencia con veladas musicales en las que la gente se divertía sin importar su procedencia. Se trataba de un movimiento de unión, aglutinador que defendía la identidad afroamericana de sus miembros. Con el paso del tiempo, su influencia fue expandiéndose por todo el mundo.

El Hip Hop supuso la culminación de un proceso de paz a través de la cultura popular. Jóvenes sin esperanza decidieron dejar atrás sus enfrentamientos y unirse en un movimiento común capaz de canalizar su rabia contra una sociedad que les ignoraba. Una cultura imparable había nacido a través del cambio de mentalidad que dio sentido a su lucha contra el aislamiento.

Marta Laso

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Last night a Dj saved my life

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s