Los fantasmas del Reina y otras curiosidades de los Museos más importantes de España

Hoy se celebra el Día Internacional de los Museos y nosotros hemos decidido hacer un viaje por las anécdotas más curiosas de algunos de los museos más importantes de nuestro país. Repasar los grandes hitos de éstos, sus grandes obras, sus exposiciones más importantes y demás hubiese sido preferible, pero mucho más extenso y menos entretenido. Así que iniciemos nuestro viaje por lo rocambolesco, increíble y surrealista de la vida estos museos.

Noche en el museo. Existen numerosas leyendas que hablan de la presencia de apariciones fantasmales en el Museo Reina Sofía de Madrid, en pleno corazón de la capital. La especulación sobre este tema comenzó hace muchos años, debido a su utilización, antes de convertirse en el museo más puntero de arte contemporáneo, como hospital y, posteriormente, morgue. Además, durante obras de acondicionamiento en las décadas de los 70 y 80 se encontraron cadáveres con grilletes y cadenas y, en los 90, durante las obras de instalación de los famosos ascensores situados en su fachada, se encontraron los cuerpos de tres monjas, cuyos espíritus, según algunos testigos, se pasean por la noche por los pasillos del museo. Pero, la gran historia de fantasmas del Reina Sofía es la de Ataulfo, un fantasma que deletreó su nombre durante una ouija realizada por los trabajadores del propio museo. Para averiguar más sobre este personaje se llegó a llevar a una médium a las instalaciones, que afirmó que Ataulfo era un cura fallecido durante la Guerra Civil. Pero no hay consenso sobre la historia de Ataulfo, ya que también se habla de que el fantasma que realmente habita en el museo es el Pablo Picasso. Todo un honor. Parece que el Reina Sofía está igual de lleno por el día que por la noche.

MUSEOS_01

El rey pasmado. A punto de inaugurar la muestra La bestia y el soberano, en 2012, el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA) paralizó su presentación debido a la presencia de la obra Indumentaria inapropiada para conquistar / Haute Couture 04 Transport, de la artista austríaca Ines Doujak. La estatua mostraba al rey Juan Carlos, a Dmitila Barrios de Chungara y a un pastor alemán manteniendo relaciones sexuales sobre numerosos cascos de las SS. La cancelación de la exposición hizo correr ríos de tinta en la prensa española, hablando de la libertad de expresión y generando un ruido mediático que obligó al director del museo a abrir la muestra dos días después. Gracias a la polémica suscitada, el MACBA recibió algo así como casi un 50% más de las visitas previstas.

MUSEOS_02

Todos a la cárcel. El Institu Valencià d’Art Modern (IVAM) estuvo dirigido, desde 2004 hasta 2014, por la política valenciana Consuelo Císcar. La gestión del museo fue terrible y por eso Císcar ha sido imputada por presuntos delitos de malversación, prevaricación y falsedad documental. Entre las transacciones bajo sospecha se encuentran la compra de obras de arte a Gao Ping, supuesto líder de una mafia china de blanqueo de capitales; el pago de hasta un 1.500% más de su valor por una obra del portugués Julio Quaresma; o la compra de obras de Gerardo Rueda que no estaban realizadas por casi 3 millones de euros. Además, Císcar también fue famosa por haber promocionado la carrera como artista de su hijo, que con 22 años ya había expuesto en espacios internacionales con los que el IVAM tiene buenas relaciones, ganar premios de instituciones que colaboran con el museo, e incluso acudir a bienales internacionales.

MUSEOS_03

El lector. En el Archivo de Indias de Sevilla, establecido en la capital hispalense para llevar buena cuenta de todo lo que sucedía en las colonias, podemos encontrar numerosos documentos que dan fe de cómo fue esa época. Según cálculos de algunos aburridos expertos, si se colocasen en una estantería gigante todos los documentos conservados en el Archivo de Indias, linealmente ocuparían más de nueve kilometrós de largo y no podríamos leerlos todos ni tan siquiera dedicando toda una vida a ello.

MUSEOS_04

El tercer hombre. Cuando estaba gestándose el Museo Guggenheim de Bilbao el famoso (y hoy incuestionable) diseño de Frank Gehry no era el favorito. De hecho, en una votación para elegir qué diseño sería finalmente el elegido, sus dos rivales, un trabajo del japonés Isozaki y otro del grupo de arquitectos austríacos Cop. Himmelblau, empataron por encima de él. Pero, finalmente, a la hora del desempate, fue el diseño de Gehry el que superó a sus contrincantes, dando lugar a uno de los museos más famosos de todo el mundo, que recibe visitantes de todas partes del planeta atraídos por su irresistible estructura.

Guggenheim Museum in Bilbao

Buried (Enterrado). El edificio del Museu Valencià de la Il·lustració i la Modernitat, el MuVIM, contiene en el sótano visitable restos arqueológicos de una torre islámica de finales del siglo XII o principios del siglo XIII. Esta torre no formaba parte de las murallas de Balenshiya, la Valencia islámica, sino que era una construcción solitaria que protegía la ciudad en la distancia. Según el Llibre dels Fets, de Jaume I, autor material de la reconquista cristiana, esta torre islámica es la “Torre Cremada”. Parece ser que la torre fue demolida en el s. XIX, siglo en el que desaparecieron casi todos los vestigios de murallas islámicas y cristianas de Valencia, excepto honrosas excepciones, como las Torres de Quart o las de Serranos.

MUSEOS_06

La joven de la perla. A finales de los años sesenta, Richard Burton se gastó 37.000 dólares en regalar a su esposa, Elizabeth Taylor, la Perla Peregrina, una joya de incalculable belleza y valor histórico que perteneció a la Familia Real Española. Por eso mismo, el Museo del Prado es el único lugar en el que se puede disfrutar de la famosa joya, pero eso sí, en diferido, ya que el pedrusco aparece en diversos retratos de diversos miembros de la realeza, como Felipe III, retratado por Velázquez, o María Tudor, pintada por Antonio Moro. La Peregrina fue vendida tras la muerte de Taylor, alcanzando un valor de más de 9 millones de euros.

El destierro. El dramaturgo Tirso de Molina fue desterrado de Madrid a causa de sus “comedias profanas”, siendo expulsado a Sevilla. Al llegar a la capital andaluza, Tirso de Molina vivió en el Convento de la Merced que, con el paso de los siglos, se convertiría en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, por lo que se podría decir que vivió en el museo.

MUSEOS_09

El árbol de la vida. La baronesa Thyssen, previamente conocida como Carmen Cervera, Miss España 1961, es la propietaria de gran parte de las obras que forman la colección del Museo Thyssen-Bornemisza, situado en el centro de la capital. Tita ha sido de protestar en varias ocasiones, ya sea por los impuestos que tiene que pagar o por el trato que recibe por parte de la prensa del corazón, pero su protesta más memorable fue el famoso “¡No a la tala!”. Esperanza Aguirre y Gallardón tenían pensado talar los algo más de 700 árboles que pueblan el Paseo del Prado de Madrid, pero Tita no estaba dispuesta a permitirlo y cogió unas cadenas y se ató a uno de esos árboles mientras gritaba el famoso lema. La imagen llenó los informativos y periódicos de la época, así como el papel cuché y los programas del corazón.

1243418897_0

Toma el dinero y corre. El Museo Príncipe Felipe de Valencia es uno de los edificios más emblemáticos del complejo denominado la Ciudad de las Artes y las Ciencias, diseñado por el famoso arquitecto valenciano Santiago Calatrava. Proyectado y construido en una época en la que los sobrecostes estaban a la orden del día, el Príncipe Felipe costó un 141’6% más del valor por el que se había adjudicado, un sobrecoste de casi 90 millones de euros. Pero no acaba ahí, el resto de edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias siguieron sus pasos: L’Hemisferic costó un 77’8% más (14 millones más); L’Umbracle un 120’9% (18 millones); el Palau de les Arts un 209% (124 millones de euros); y el Ágora un 117’9%, por el momento, (49 millones). Así que no salió mal la jugada.

Museo Principe Felipe

Curiosidades, anécdotas, leyendas e historia, en perfecta combinación con arte, cultura y talento. ¡Qué vivan los museos!

Alejandro Piera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s