7 Adaptaciones de lo más curiosas

Las adaptaciones han sido siempre un filón para Hollywood y, en general, la industria cinematográfica global. Se han adaptado best-sellers tan variados como Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939) o Cincuenta sombras de Grey (Sam Taylor-Johnson, 2015); obras de teatro de autores tan internacionales como Tennessee Williams o Miguel Mihura; musicales de Broadway tan impactantes como Los Miserables (Tom Hooper, 2012) o tan cómicos como Mamma Mia! (Phyllida Lloyd, 2011); se han convertido cuentos infantiles en películas de Disney, como Blancanieves y los siete enanitos (David Hand, 1937), pero también en películas para adultos, como Blancanieves y la leyenda del cazador (Rupert Sanders, 2012); se han adaptado películas de éxito, como El Gran Gatsby (Baz Luhrmann, 2013), pero también se han hecho remakes de films extranjeros que no había visto nadie, como Infiltrados (Martin Scorsese, 2006); además de basarse, continuamente, en hechos reales. Hoy hemos seleccionado siete adaptaciones que resultan de lo más curioso, algunas porque no se parecen en nada a su original, y otras porque provienen de textos poco comunes.

1. Clueless (Fuera de onda) (Amy Heckerling, 1995)

Alicia Silverstone protagonizaba esta comedia que se convirtió en una de las películas más importantes de la década de los 90 y en todo un derroche de lo que la moda de la época significaba. Pero, a pesar de su fama, pocos saben que, en realidad, Clueless (Fuera de onda) está basada en la novela de Jane Austen, Emma. El personaje de Cher (Alicia Silverstone) está completamente inspirado en el de Emma: ambas son mujeres bellas, ricas, solteras y más preocupadas por buscar el amor para otras personas que para ellas mismas, aunque ambas se darán de bruces con él. Como curiosidad, al año siguiente se estrenó Emma (Douglas McGrath, 1996), con Gwyneth Paltrow e Ewan McGregor, que iba a ser, también, una revisión moderna del clásico, pero que acabó siendo fiel a la novela de Austen debido al estreno de Clueless (Fuera de onda).

 2. Miedo y asco en Las Vegas (Terry Gilliam, 1998)

La película de Terry Gilliam, protagonizada por Johnny Depp y Benicio del Toro, está basada en una novela escrita por Hunter S. Thompson, e ilustrada por Ralph Steadman, que cuenta el viaje del propio autor a Las Vegas a cubrir una carrera de motos para la revista Sports Illustrated. El viaje acabó siendo una excusa para que el escritor y su abogado se pusieran hasta arriba en Las Vegas, y el artículo acabó siendo una narración del viaje psicotrópico que vivieron los dos personajes y acabó publicándose en Rolling Stone. Como curiosidad, el propio Hunter S. Thompson tiene un breve cameo en la película en un flashback de Johnny Depp.

3. Mi Idaho privado (Gus van Sant, 1991)

William Shakespeare es, probablemente, el autor más adaptado de la historia. Se ha hecho de todo con sus obras, desde películas increíblemente buenas a bodrios de primera categoría. Y es que, si Hamlet se puede convertir en El Rey León (Bob Minkoff, Roger Allers, 1994); La fierecilla domada puede transformarse en Diez razones para odiarte (Gil Junger, 1999); El Rey Lear en Ran (Akira Kurosawa, 1985) y Romeo y Julieta en West Side Story (Robert Wise, Jerome Robbins, 1961), cómo no van a poder convertirse las aventuras de dos chaperos homosexuales, Keanu Reeves y River Phoenix, en los relatos de juventud de Enrique V. Sí, hablamos de Mi Idaho privado. Si buscas una adaptación más cercana al texto original, puedes elegir entre dos versiones de dos grandes intérpretes de las obras de William Shakespeare: el Enrique V (Laurence Olivier, 1944) de Olivier y el Enrique V (Kenneth Branagh, 1989), de Branagh. Pero nosotros nos quedamos con la de Gus van Sant.

4. El Mago de Oz (Victor Fleming, 1939)

El Mago de Oz fue una de las películas que se estrenaron en 1939, probablemente el mejor año de cine de la historia. Es una adaptación de un libro infantil escrito por Lyman Frank Baum e ilustrado por W. W. Denslow. Hasta aquí todo normal, no es ni el primer ni el último cuento infantil adaptado al cine. Lo curioso de esta adaptación es que el libro original, publicado en 1900, según se cuenta, es una alegoría de la lucha política y económica entre quienes apostaban por basar la economía americana en el oro y quienes querían hacerlo sobre la industria del metal. De ahí el color amarillo de sus baldosas; el nombre del mundo de fantasía, oz, abreviación de onza; o los zapatos de Dorothy de plata, en el libro original, aunque en la película se convirtiesen en rubís.

5. B, la película (David Ilundain, 2015)

Una de las películas españolas que más sensación causaron en 2015 y perteneciente a esa ola de cine indignado que crece con tanta fuerza como talento en nuestro país. B, la película es una original puesta en escena basada en las declaraciones de Luis Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular, ante el juez Ruz sobre la supuesta contabilidad B de su partido. El guión, realizado por Jordi Casanovas para la obra teatral que precedió a la película, transcribe y adapta la declaración judicial. La película, además, es una apuesta arriesgada puesto que se desarrolla en una única locazización, la sala del Juzgado Central de Instrucción nº5, y, prácticamente, con las únicas interpretaciones de Bárcenas y Ruz, o lo que es lo mismo, Pedro Casablanc y Manolo Solo.

6. Doce monos (Terry Gilliam, 1995)

Volvemos a Terry Gilliam, porque Doce monos, recientemente adaptada del cine a la televisión, esta basada en el cortometraje francés La Jetée (Chris Marker, 1962).  La Jetée es una obra vanguardista, una especie de fotonovela en blanco y negro de 28 minutos de duración. Doce monos, por el contrario, es una obra muy accesible que, aunque respeta el estilo Gilliam, no apto para todos los públicos, se convirtió en un gran éxito de taquilla en la época. Bruce Willis y Brad Pitt tuvieron buena culpa de ella. Como curiosidad, Terry Gilliam ha reconocido en varias ocasiones no haber visto La Jetée, puesto que fue el productor ejecutivo,Robert Kosberg, quien se interesó por el proyecto y lo puso en marcha convenciendo a Marker de que vendiese los derechos. Fueron sus guionistas, David Webb Peoples y Janet Peoples, quienes adaptaron el guión, mientras que Gilliam sólo lo filmó.

7. O Brother! (Joel Coen, 2000)

Esta comedia sureña de los hermanos Coen (Joel como director e Ethan como guionista) tiene una inspiración milenaria: esta basada en La Odisea de Homero, a pesar de estar ambientada en la América de la Gran Depresión. Además de que hay episodios de la película que están completamente inspirados del libro, como los cantos de sirena, es curioso como los Coen transportan a los personajes de la Antigua Grecia a la Norteamérica de principios del siglo XX. George Clooney encarna a Ulises, un preso fugado que inicia un largo camino a través de la América profunda para volver con su amada esposa Penny (abreviatura de Penélope), interpretada por Holly Hunter, que lo cree muerto. También los personajes de John Turturo, Chris Thomas King, John Goodman o Daniel von Bargen están basados en Euríloco, Atenea, el Cíclope y Poseidón.

Alejandro Piera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s