Juego de votos y tronos

Aviso para navegantes. Este artículo contiene algún spoiler. Por favor, si no has visto el último capítulo de la sexta temporada de Juego de Tronos (David Benioff, D. B. Weiss, 2011-Actualidad) no lo leas, pues la reflexión política tampoco es para tanto y te puede destripar algunos de los acontecimientos más inesperados de la serie. A partir de aquí continúas bajo tu responsabilidad. Si eres votante del PP también puedes abandonar el artículo, por tu bien, más que nada.

¿Cómo estáis digiriendo el triunfo electoral del Partido Popular? ¿Y la salida de Reino Unido de la Unión Europea? ¿Y el final de la sexta temporada de Juego de Tronos? Éste ha sido un fin de semana muy convulso que aún estamos en proceso de comprender y analizar, pero que sí ha dejado algo claro: el mal ha triunfado. Quizás ya lo esperabais. Tal vez os lo podíais llegar a imaginar. Pero lo que está claro es que ahora, ya no hay marcha atrás. Comienza un nuevo reinado de terror.

tumblr_nluuhoa6oS1rawb5do1_500

Y no sólo hablamos de Juego de Tronos. Los españoles han decidido volver a confiar en el Partido Popular. Un partido de máxima confianza, como demuestra el hecho de que sea el primer partido político imputado en la democracia (y dos veces); su, según el juez, probada financiación ilegal; los diferentes casos en los que están implicados algunos de sus dirigentes (Gürtel, Púnica, Acuamed, Taula, Fabra, Bárcenas…); los recortes realizados a la Educación, la Sanidad, las pensiones; las subidas de impuestos, el hachazo a la hucha de las pensiones y la presión a la clase media; la Ley Mordaza; las utilización de la Justicia con fines políticos y cualquier otro ejemplo que se nos pueda pasar por la cabeza.

El PP, al igual que Cersei Lannister, lleva tiempo urdiendo el plan que le ha dado la victoria. Apelando al voto útil contra el terror, han conseguido que sus votantes se unan para frenar a Podemos. Miedo al comunismo, al bolivarianismo, al chavismo… todo muy moderno y actual. Pero es que eso es así, España, como el PP, huele a naftalina, a antiguo, a cerrado. Con la ayuda de los medios de comunicación, así como del PSOE y Ciudadanos, los populares han conseguido dar al traste con las aspiraciones de Podemos. Por seguir con la analogía con Juego de Tronos, me parece que las ganas de Podemos de llegar al poder y conseguir convertirse en la primera fuerza de la izquierda han quedado más reducidas a cenizas que Margaery Tyrell. Lo acontecido este domingo no se lo esperaban, ni los Tyrell ni los de Iglesias.

post-61387-margaery-tyrell-clapping-gif-i-nJ39

Con su victoria, Rajoy ha conseguido cuestionar el liderazgo de Pablo Iglesias en Podemos y del partido en la izquierda del arco político. Pero, no sólo eso, sino que también ha conseguido acabar con las aspiraciones de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno y con las de Albert Rivera de convertirse en una figura clave en lo que él llamaba la segunda transición. Albert siempre tan humilde. Pronto descubriremos si Rivera le da su apoyo a Rajoy, al que tantas veces ha dicho que no haría presidente. Porque con él nunca se sabe. Rivera siempre ha sabido ser un poco Meñique y acercarse al sol que más calienta.

tumblr_inline_muhln4bFEh1rymbrg

Los socialistas han salido victoriosos, según ellos, de la batalla con Podemos, a pesar de perder cinco escaños frente al Partido Popular. Pero eso, al IBEX 35 y sus consejeros socialistas no les preocupa. Las burlas y discursos triunfales de personajes como Antonio Hernando, no hacen más que ocultar lo que de verdad preocupa a Pedro Sánchez: Susana Díaz. La presidenta andaluza ya ha vuelto al ring. Tras las buenas palabras y el falso apoyo a Sánchez durante la campaña. Díaz parece estar dispuesta a todo para quitárselo de en medio. ¿Será la última mirada de Sansa Stark a Jon Snow síntoma de las mismas intenciones? ¿Será Susana Díaz capaz de lanzar a los perros a Pedro Sánchez como Sansa hace con Ramsay Bolton?

tumblr_o3qpagFqDn1s95j2so1_500

Sólo falta ver qué sucede en estos próximos años de gobierno popular. Veremos si Podemos consigue superar este pequeño bajón y ganar las próximas batallas que se avecinan (Euskadi, ¿Cataluña?). Quién sabe si veremos resurgir a Pablo Iglesias cual Daenerys Targaryen, rodeada de lo mejorcito de casa (especialmente Tyron, que podría ser el Errejon de Juego de Tronos) y apoyada por los ejércitos de los Greyjov, los Martell, los Tyrell, los Dothraki y demás (que podrían ser las confluencias, por ejemplo). A mesiánicos no les gana nadie, y a ilusionar a la gente parece que tampoco. Algo ha fallado este 26-J (esperemos que no haya sido la moral del Ministro del Interior), pero la victoria podría estar próxima. Si no es hoy, será mañana. El cambio está cerca.

anigif_enhanced-buzz-7492-1374188141-12

Al final tenía razón Pablo Iglesias cuando afirmaba que Juego de Tronos era política pura y dura. Esperemos que el ciudadano Felipe de Borbón se haya empapado de la serie ahora que tiene que iniciar nuevas rondas de contacto con los líderes políticos que han conseguido representación en el Congreso.

Alejandro Piera.

Anuncios

2 comentarios en “Juego de votos y tronos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s