7 Personajes para celebrar el centenario de Olivia de Havilland

La gran Olivia de Havilland cumple hoy la nada desdeñable cifra de 100 años. La actriz, nacida en Japón (aunque de padres británicos) el 1 de julio de 1916, se ha convertido en la última representante de la Edad de Oro de Hollywood. También está Kirk Douglas, que cumplirá 100 en diciembre, pero cuando Douglas llegó a la fama, De Havilland ya era una gran estrella mundial. Olivia es historia viva del cine, no sólo por sus grandes papeles o por los premios recogidos, sino también por los ríos de tinta que hicieron correr su relación con su hermana, Joan Fontaine, o con Errol Flynn, por ser la primera mujer en presidir el Festival de Cannes o por luchar por los derechos de los actores frente a los grandes estudios. Desde Cultura Trópica proponemos revisar los mejores filmes de Olivia de Havilland para celebrar el centenario de una de nuestras actrices favoritas. ¡Felicidades Olivia!

OLIVIA_01

1. Marian – Robin de los bosques (Michael Curtiz, William Keighley, 1938)

No es posible hablar de Olivia de Havilland sin hacerlo de Errol Flynn. Fue en el año 1935, durante el rodaje de la película El capitán Blood (Michael Curtiz, 1935), cuando coincidieron por primera vez. Olivia había participado en un par de películas antes de El capitán Blood, pero fue a raíz de su primera colaboración con Flynn cuando comenzó a crecer su fama internacional. Tras El capitán Blood, vendrían La carga de la brigada ligera (Michael Curtiz, 1936), Robin de los bosques, Camino de Santa Fe (Michael Curtiz, 1940) o Murieron con las botas puestas (Raoul Walsh, 1941). De todas ellas nos hemos quedad con el personaje de Marian, en Robin de los bosques, porque es el que más ha quedado en el recuerdo, pero sin duda, De Havilland forma parte del cine de aventuras de la década de los 30. Mucho se habló durante la época de la relación de Olivia y Errol, compañeros de reparto inseparables, pero siempre se dijo que ella lo rechazó, aunque acabaron siendo buenos amigos y Flynn hablaría de ella después como el gran amor de su vida. Hace unos años, Olivia de Havilland reconoció en una entrevista que ella se sentía igual de atraída por su compañero de reparto, pero que nunca sucedió nada entre ellos porque él estaba casado.

OLIVIA_02

2. Melania Hamilton – Lo que el viento se llevó (Victor Fleming, 1939)

Es sin duda el mayor éxito de su carrera y de la historia de Hollywood. Olivia de Havilland llegó a Lo que el viento se llevó de la mano de George Cukor, primer director del filme, y de David O. Selznick, productor de la misma. Tuvo que pedir a la Warner, el estudio que la tenía en propiedad debido a los contratos esclavistas que los actores tenían en la época en Hollywood, que le dejase participar en ella como Melania Hamilton. Lo suyo le costó, ya que la Warner pensaba que era más válida para dar vida a Escarlata O’Hara. Como decíamos, Lo que el viento se llevó fue todo un éxito y convirtió a Olivia en una de las estrellas más brillantes del firmamento de Hollywood. Como tal comenzaron a llegar ofertas para realizar papeles mucho más interesantes que los que estaba haciendo hasta la fecha, como compañera de aventuras de otros galanes, pero su estudio, la Warner, la consideraba óptima para esos roles. Por ello, De Havilland, apoyada por el Sindicato de Actores, decidió denunciar a la Warner por estos contratos, en los que los actores eran propiedad del estudio, que ella consideraba abusivos y esclavistas. El juez también lo consideró, tras años de pleitos, y consideró ese tipo de contratos ilegales, dando lugar a una nueva legislación laboral para los actores que se conoce como la Ley Havilland.

OLIVIA_03

3. Emmy Brown – Si no amaneciera (Mitchell Leisen, 1941)

Lo que el viento se llevó le supuso su primera nominación al Óscar y Si no amaneciera le otorgó la segunda. Para muchos era la gran favorita, pero apareció una rival inesperada. Su hermana, Joan Fontaine se convirtió en la ganadora del Óscar a la Mejor Actriz de ese año por Sospecha (Alfred Hitchcock, 1941), derrotando a su hermana Olivia. Las malas lenguas dicen que Olivia y Joan ya no se llevaban muy bien, pero que el hecho de que Olivia fuese a felicitar a Joan y esta la ignorase fue la gota que colmó el vaso. Las dos hermanas no volvieron a hablarse. Joan Fontaine, que falleció en 2013, llegó a decir que “ella había ganado el Óscar primero, se había casado primero y había sido madre primero, por lo que si se moría primero su hermana Olivia se moriría de envidia”. El odio de Olivia de Havilland y Joan Fontaine ha sido legendario y puede que viniese inducido, además de por el supuesto favoritismo que su madre tenía por Olivia (a Joan no le dejó utilizar el apellido familiar), porque De Havilland fue considerada para el papel más importante de Fontaine: el de la Sra. De Winter en Rebeca (Alfred Hitchcock, 1940). Los conflictos de Olivia con la Warner ofreció a Fontaine el mejor papel de su carrera.

OLIVIA_04

4. Julia Norris – Vida íntima de Julia Norris (Mitchell Leisen, 1946)

Tras un parón en su carrera, de 1943 a 1946, debido a su pleito con la Warner, Olivia de Havilland volvió al cine por la puerta grande. 1946 fue un gran año. Estrenó dos de sus grandes películas Vida íntima de Julia Norris y A través del espejo. En ellas, volvió a demostrar que era una fantástica actriz para el drama, que esa cara dulce y esos ojos súper expresivos arrojaban ternura, amabilidad y dolor en dosis iguales. Vida íntima de Julia Norris le consiguió aquello que tanto deseaba y que su hermana le había arrebatado unos años antes: el Óscar a la Mejor Actriz. A través del espejo le permitió aquello que pocos actores consiguen y que muchos menos consiguen bien: interpretar a las gemelas Terry y Ruth Collins, dos maravillosas gemelas en la que una es todo bondad y la otra todo maldad. Son increíbles los juegos de miradas con los que nos deleita Olivia de Havilland a lo largo de todo el filme con el objetivo de diferenciar a las gemelas, ¿o no?

OLIVIA_05

5. Virginia Stuart Cunningham – Nido de víboras (Anatole Litvak, 1948)

Toda actriz que se precie tiene que pasar, una película al menos, en un manicomio. Lo hizo Elizabeth Taylor en De repente, el último verano (Joseph L. Mankiewicz, 1959), Natalie Wood en Esplendor en la hierba (Elia Kazan, 1961) o Jessica Lange en Frances (Graham Graeme, 1982), por no hablar de American Horror Story: Asylum (Ryan Murphy, Brad Falchuk, 2012). Pero Olivia de Havilland fue pionera con Nido de víboras. Anatole Litvak, el director de la película, le dio la oportunidad de protagonizar un drama psicológico, que la encumbró, más aún si cabe, en el Olimpo de Hollywood. Supuso su cuarta nominación al Óscar (una más que su amada hermana).

Film and Television

6. Catherine Sloper – La heredera (William Wyler, 1949)

Y llegó su segundo Óscar en 1950. Sí, Joan Fontaine sería la primera en ganarlo, pero Olivia ganó dos, mientras la carrera de su hermana nunca llegó a ser ni sombra de lo que fue la suya. William Wyler la dirigió en La heredera, junto a Montgomery Clift, Ralph Richardson y Miriam Hopkins, en uno de los papeles de Olivia de Havilland que más se recuerdan. Esa heredera desdichada en el amor nos llegó a todos al alma. Tras La heredera, sus papeles comenzaron a espaciarse en el tiempo y comenzó su huida de Hollywood, al que nunca se había sentido muy apegada. Puede que tuviese demasiado que pelear en Hollywood. Además de su famoso pleito, Olivia de Havilland también fue acusada de comunista y tuvo que declarar en el Comité de Actividades Antiamericanas. Ella, tan irónica e inteligente como siempre, apareció ante el susodicho comité con un elegante vestido rojo. ¡Rojo!

OLIVIA_07

7. Rachel Ashley – Mi prima Raquel (Henry Koster, 1952)

Mi prima Raquel fue uno de esos papeles que comenzaron a espaciarse en el tiempo. Después vendrían No serás un extraño (Stanley Kramer, 1955), El rebelde orgulloso (Michael Curtiz, 1958), La noche es mi enemiga (Anthony Asquith, 1959) o Canción de cuna para un cadáver (Robert Aldrich, 1964). Después, la televisión en los 70 y los 80 y el retiro definitivo desde finales de los 80. Olivia fue galardonada con la Medalla de Oro a las Artes de Estados Unidos y con la Legión de Honor Francesa. Además, numerosos premios honoríficos a toda una vida dedicada al cine, en cuerpo y alma.

Desde aquí, nuestras más sinceras felicitaciones a una de las más grandes estrellas que ha dado Hollywood. Olivia de Havilland nos encanta. ¡Por muchos años mas! ¡Cheers!

OLIVIA_08

Alejandro Piera

Anuncios

2 comentarios en “7 Personajes para celebrar el centenario de Olivia de Havilland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s