¿Conoces a Paquita Salas?

En noviembre de 2015 el grupo Atresmedia lanzaba la plataforma online Flooxer. Nacida exclusivamente en y para internet, pretende hacer competencia directa al gigante Youtube, aunando a los creadores de más éxito de la red, cuidando la calidad del contenido, sea cual sea, porque los géneros y los temas son muy variados, y abrirse paso a una nueva audiencia acorde a las nuevas formas de consumo de entretenimiento. Tras una primera fase de expansión y de incorporación de contenidos, presentaron la pasada semana en los madrileños Cines Callao sus grandes apuestas de ficción y, entre ellas, un nombre corrió como la pólvora en las Redes Sociales: Paquita Salas.

A estas alturas, tal vez hayas oído todo sobre ella (en ese caso, puedes dejar de leer pero estaría muy feo) o puede que ahora mismo la siguiente pregunta te ronde la mente (en ese caso, no puedes dejar de leer bajo ningún concepto): ¿Quién es Paquita Salas y por qué tanto furor?

Paquita Salas_Cartel

Quienes hayan visto La Llamada, que lleva llenando el Teatro Lara tres años y otros teatros españoles en su gira desde 2014, sabrán que los jóvenes Javier Calvo y Javier Ambrossi, creadores de este boom teatral y que firman el guión y dirección de la serie en cuestión, tienen algo diferente y especial, que han creado un estilo propio y que han sabido mezclar comedia disparatada con momentos emotivos (y la religión con el reggaeton), buscando siempre que no quede todo en una broma fácil ni en un diálogo ñoño, dándole una vuelta de tuerca a lo que conocen y abriendo nuevas fórmulas, tanto en el contenido como en la forma, para contar historias. Esto mismo es lo que encontraremos en su webserie Paquita Salas, que en media hora desmonta todo los prejuicios de un género ninguneado por venir precedido de la palabra web. El resto de capítulos llegará en septiembre pero, de momento, ya hemos podido ver el piloto y nos ha dejado muchas ganas de ver más.

Paquita Salas - Portada

Paquita Salas, que es un nombre tan normal que resulta casi vulgar y que ya te esboza una sonrisa nada más pronunciarlo, es una representante de actores que vivió su época dorada en los años noventa y que ahora ve cómo su agencia, PS, vive sus horas más bajas. Paquita vive por y para su trabajo, no sólo está comprometida, sino que, como el mismo título del piloto y ella dicen, está casada con esto.

Esta mujer, que bien podría ser tu vecina, un personaje almodovariano, una Leslie Knope cañí, una señora que va a los platós de Telecinco, una Carmina Barrios en versión más o menos fina, o todo a la vez, está interpretada por Brays Efe, al que quizá recordéis como el amigo gay de Cómo sobrevivir a una despedida (Manuela Burló Moreno, 2015) pero que, además de eso, tiene un extenso currículum delante y detrás de las cámaras. Ha trabajado en otras películas como Faraday (Norberto Ramos del Val, 2013) y en publicidad, lo hemos podido ver en algún Fashion Drama de Vogue y también como coguionista de la fantástica El Futuro (Luis López Carrasco, 2013), ha dirigido cortometrajes como Basura (Brays Efe, 2014) y ha sido colaborador de revistas como Vice o Madriz.

Este joven polifacético, que no desaprovecha ni una colaboración que se le pasa por delante, ha visto cómo aquello que empezó siendo una broma ha acabado materializándose y convirtiéndose en bombazo mediático. Efe no sólo da vida magníficamente a Paquita, sino que, lejos de caer en la burla o en la parodia fácil de esta dignísima señora, realiza un trabajo de comedia muy serio. Desde el minuto uno, se genera algo tan importante como es la complicidad con el espectador y el querer que a esta directa, gritona, estresada y entrañable protagonista le vaya bien.

Acompañando a Brays Efe, una siempre brillante Belén Cuesta como su ayudante en la agencia y otros rostros conocidos interpretándose, incluso parodiándose, a sí mismos, como Macarena García, Lidia San José o Berta Vázquez, que forman parte de un reparto que promete ser muy amplio y repleto de cameos estelares. Con los diálogos ágiles, bien escritos, bien interpretados y una realización dinámica y cuidada en forma de falso documental, ya ha conseguido que la comparen nada menos que con series como The Office (Greg Daniels, Ricky Gervais, Stephen Merchant, 2005-2013) o Parks and Recreation (Greg Daniels, Michael Schur, 2009-2015). Todo un alago que parecía imposible para una ficción española que puede haber abierto, por fin, la puerta a la modernidad.

Paquita Salas

Junto a la joya de la corona que parece que será Paquita Salas, la plataforma presentó otras ficciones a las que merece la pena echar un vistazo. La primera de ellas, ganadora del premio a mejor webserie en el festival Notodofilmfest, es El Partido (Álex Rodrigo, 2015-Actualidad), una sátira sobre el ascenso al poder de un señor apodado “Bolita” con poca o ninguna aptitud para la política, protagonizada por Mario Tardón y Manuel Burque, que presentó su segunda temporada. También presentó la segunda entrega el equipo de Entertainment (David Sainz, 2015-Actualidad), de los creadores de la exitosa Malviviendo (David Sainz, 2008-2013) y que, también en formato de falso documental, cuenta la vida de los integrantes de su productora, Diffferent. Otra de las bazas en ficción será Temporada Baja (Abel Zamora, 2016), adaptación de la obra teatral homónima y la apuesta que más se diferencia en tono y estilo a las anteriores, en la que se tratarán las relaciones personales mediante historias cruzadas y que cuenta con un buen número de rostros conocidos como Maggie Civantos, Adriana Ozores, Malena Alterio o Ricardo Gómez.

Con todo esto, las webseries, tratadas como las hermanas pequeñas (o primas lejanas) de las series ‘a secas’, se han puesto por una vez en el punto de mira de la opinión especializada y esto puede empezar a cambiar la opinión preconcebida que se tiene sobre este formato, en el que queda demostrado que se pueden hacer cosas muy buenas. El éxito de Paquita Salas, y el que deseamos que tengan las ficciones venideras de la plataforma, puede conformar un antes y un después en la forma de entender el consumo de entretenimiento y, sobre todo, en la atención que el resto de las televisiones ponen en estos nuevos canales, pues deberán hacer una tarea de reciclaje y ser capaces de ofrecer a esta demanda, que ya es un hecho desde hace tiempo, contenidos originales, profesionales y de calidad si no quieren perderse por el camino.

María Jara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s