Cómo eres según la película que veas en la Fiesta del Cine… de nuevo

Nos estamos aficionando a esto de sacar a relucir nuestras artes adivinatorias con la excusa de la Fiesta del Cine, pero es que dice mucho de nosotros qué películas elegimos ver en estas fechas. Vamos a hacer un repaso por la cartelera, para que los indecisos puedan acabar de decidir qué película les va mejor con su personalidad.

  1. Sing Street (John Carney, 2016)

Eres un o una groupie. Adoras la música y te encanta hablar de ello. Llevas años descubriéndonos al común de los mortales un sinfín de grupos que eran una verdadera pasada hasta que se pasó la temporada de festivales. Tu película favorita ha sido, es y siempre será Casi famosos (Cameron Crowe, 2000), pero has llegado a ver Crossroads: Hasta el final (Tamra Davis, 2002) y Glitter (Todo lo que brilla) (Vondie Curtis-Hall, 2001), por eso del fenómeno fan. Eres de los que se desmelenan en los conciertos, aunque luego sean de lo más aburrido en su día a día. Saldrás del cine diciendo que la historia del grupo te recuerda a los comienzos de “insertar cualquier grupo aquí”.

También podrías haber visto… The Beatles: Eight Days A Week – The Touring Years (Ron Howard, 2016). Porque si hablamos de fenómenos fans y groupies desatadas y desatados, cómo no vamos a hablar de The Beatles. Eso sí, probablemente seas ya un poco mayor para ir a conciertos y la película te venga bien para recordar tus años mozos. Es una pena, pero dudamos que los más jóvenes se acerquen a ver a The Beatles sin que Pitbull cante con ellos una canción. Así es el mundo en el que vivimos.

  1. El hombre de las mil caras (Alberto Rodríguez, 2016)

Siempre estás hablando de política. Eres un pelmazo, y lo sabes. Eres completamente consciente de que aburres a todos tus amigos, familiares, conocidos y desconocidos hablando constantemente de la situación política del país. Con eso de que la cal viva ha vuelto a la primera línea política, que Felipe González se ha convertido en un mercenario del Ibex y que, probablemente, seas demasiado joven para acordarte exactamente qué fue lo que pasó con Paesa (así somos en España con los escándalos, los olvidamos rápido), has tenido razones más que suficientes para elegir esta película. Saldrás del cine intentando buscar la forma de unir la trama de la película con la actual situación del PSOE o con la inminente investidura de Mariano Rajoy, sólo para seguir dando la tabarra a todos los de tu alrededor.

También podrías haber visto… Snowden (Oliver Stone, 2016). Porque además de lo que sucede en España, te interesa muchísimo todo lo que está aconteciendo alrededor del mundo. Y más ahora que Donald Trump podría convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos.

  1. La fiesta de las salchichas (Conrad Vernon, Greg Tiernan, 2016)

Te va la marcha. Probablemente aún te dure la resaca del fin de semana, por lo que buscas algo que no te haga pensar mucho, que sea de risas y fácil consumo. Y si además tiene bromas de culos, tetas y pedos, mucho mejor. Sí, así eres tú, de gustos y modales más refinados que la reina de Inglaterra (nótese la ironía). Nos atreveríamos a apuntar que eres de los que aún sigue viendo Los Simpson (Matt Groening, Sam Simon, James L. Brooks, 1989-Actualidad), después de casi treinta años. Saldrás del cine gritando a los cuatro vientos (de forma completamente literal) cuánto te ha gustado la película, y te pasarás varias semanas repitiendo alguna de las frases o bromas que aparecen en la película.

También podrías haber visto… Mike y Dave buscan rollo serio (Jake Szymanski, 2016). Probablemente seas un adolescente hormonado en busca de su American Pie (Paul Weitz, 1999). Aún así, esta película pasará por tu vida sin pena ni gloria. Por cierto, amiga o amigo poco cinéfilo que has elegido esta película, revisar la carrera de Anna Kendrick y Aubrey Plaza no te vendría nada mal para encontrar comedias que de verdad valen la pena. Olvida ya a Zac Efron.

  1. Elle (Paul Verhoeven, 2016)

Te va la marcha, pero en plan hardcore. Filias, fobias, deseos, experimentos, sexo, drogas y rock & roll. A Verhoeven y a ti no hay quien os pare. El director holandés es un experto en remover lo más oculto del ser humano y a ti, que te encanta La pianista (Michael Haneke, 2001), eso es algo que te excita y te emociona. Porque para qué ir a ver películas que no te dicen nada, cuando lo realmente interesante es que haya alguien que consiga perturbarte y remover aquello que hay oculto en tu interior. Saldrás del cine filosofando sobre los instintos más bajos del ser humano, sobre lo cual tienes muchas teorías.

También podrías haber visto… La chica del tren (Tate Taylor, 2016). Un poco más light, un poco más americana. Pero, aún así, una historia que habla de obsesiones, sexo, crimen, adicciones, infidelidades. Un thriller trepidante que hará las delicias de cualquier amante del género.

  1. Captain Fantastic (Matt Ross, 2016)

Eres más indie que el Coachella. Eres un asiduo del Primavera, así como un fan declarado de Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton, Valerie Faris, 2006). Te encanta el cine indie de personajes raros, con miles de traumas, que visten como tu madre en su juventud (¡vaya, que visten como tú!). Cuanto más excéntrico sea todo, mejor que mejor. Y de eso, como todo el cine indie americano, estamos sobrados. Una familia compuesta por un padre y seis hijos que llevan toda su vida viviendo apartados de la civilización y que, ahora, deben enfrentarse a la sociedad. Saldrás del cine cogiendo ideas para tu outfit del próximo sábado.

También podrías haber visto… Después de nosotros (Joachim Lafosse, 2016). Película belga sobre la descomposición de un joven matrimonio y de los problemas, económicos y emocionales, que ello acarrea para ambos. El cine europeo siempre ha sido muy indie, y además te da tema de conversación para los círculos más selectos del Primavera.

  1. Bridget Jones’ Baby (Sharon Maguire, 2016)

¿A alguien se le está despertando el instinto maternal o paternal? La pequeña Bridget se hace mayor. El personaje de Bridget Jones es uno de los más queridos y amados por el público, desde que la conocimos en El diario de Bridget Jones (Sharon Maguire, 2001) y Bridget Jones: Sobreviviré (Beeban Kidron, 2004). Supo empatizar rápidamente con los espectadores, ya que consiguió que todos nos sintiésemos un poco Bridget alguna vez. Ahora, Bridget ha madurado, se ha cambiado la cara y está a punto de ser madre. Y tú, al mismo tiempo, empiezas a notar esas ganas de formar una familia, aunque sea de rebote, al estilo Bridget Jones. Saldrás del cine comentando que terceras partes nunca fueron buenas, pero que por lo menos la de Bridget se deja ver. Eso mientras haces planes de familia con la pareja que aún no tienes.

También podrías haber visto… Cigüeñas (Doug Sweetland, Nicholas Stoller, 2016). ¿Qué te puede animar más a tener una prole de hijos que una sala de cine llena de niños viendo una película de animación con bebés adorables creados por ordenador? ¡Nada, absolutamente nada!

  1. Un monstruo viene a verme (Juan Antonio Bayona, 2016)

Estás un poquito enmadrado. No en plan Norman Bates, pero casi. Además, te gusta llorar como una Magdalena en el cine. Si casi te ahogas del sofoco cuando Rose se da cuenta que Jack ha muerto en Titanic (James Cameron, 1997), ves sacando el pañuelito de papel, que lo vas a necesitar. Y más si quieres más a tu madre que a nada de este mundo. Porque los dramas entre madres e hijos siempre son intensos y lacrimógenos, y más si tenemos en cuenta que el protagonista tiene doce años y su madre está enferma de cáncer. Sí, probablemente ya estés llorando con tan sólo leer este párrafo. Saldrás del cine con tres litros de líquidos menos en tu cuerpo. Tus lagrimales trabajarán a pleno rendimiento.

También podrías haber visto… El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares (Tim Burton, 2016). Porque los niños huérfanos y abandonados también tienen derecho a encontrar su figura materna o paterna ideal, y tú eres fan de esta premisa desde que viste Annie (John Huston, 1982). “El sol brillará, mañana…”

  1. Café Society (Woody Allen, 2016)

Sólo vas al cine a ver “la última de”. Eso sí, esta vez se te ha hecho un poco tarde. Llegas por los pelos. Pero no pasa nada, después de la última de Woody Allen no volverás a una sala de cine hasta que se estrene la última de Star Wars (George Lucas, 1977-2016), la de Martin Scorsese o la de Clint Eastwood. Tranquilo, todas están al caer. Te gusta el cine de grandes nombres, de aquellos directores que brillan en el firmamento de Hollywood, aquellos que pasarán a la historia como hicieron antes Welles, Wilder, Huston, Ford, Capra o Mankiewicz. Pero, ¡ojo! No siempre es oro todo lo que reluce, y aunque Woody Allen tenga en su filmografía películas tan brillantes como Annie Hall (Woody Allen, 1977), Manhattan (Woody Allen, 1979) o Hannah y sus hermanas (Woody Allen, 1986), por citar algunas, puede que Café Society no te resulte tan interesante. Y es que, últimamente, salvando la excepción de la magnífica Blue Jasmine (Woody Allen, 2013), las películas de Allen estén perdiendo un poco de fuelle. Saldrás del cine diciendo esto mismo, tal cual.

También podrías haber visto… Neruda (Pablo Larraín, 2016). Porque todo buen seguidor de los más grandes saber reconocer a la legua el talento de aquellos que serán el futuro. Xavier Dolan, Damien Chazelle o Lisa Chodolenko, son algunos de ellos. Pero sobre quién tiene todo el mundo la lupa es el chileno Pablo Larraín, que además está a punto de estrenar Jackie (Pablo Larraín, 2016), con Natalie Portman en el papel de la primera dama.

  1. Inferno (Ron Howard, 2016)

Te encantan los rompecabezas. Eres un fan de las novelas de misterio y de los thrillers taquilleros. Te encanta que jueguen contigo engañándote y haciéndote pensar cosas que no son en realidad. Juegas a intentar adivinar quién es el asesino, ladrón, conspirador o criminal, mientras pasan los minutos en pantalla. Te leíste El código Da Vinci, pero con Ángeles y demonios (Ron Howard, 2009) ya preferiste la película. Ahora, siguiendo la estela de best-sellers de Dan Brown, Robert Langdom vuelve con Inferno, y no vas a dejar de verla, aunque te decepcione profundamente, como la mayoría de películas que ves. Saldrás del cine diciendo que tú ya te esperabas que eso fuese a pasar así o que tal personaje fuese en realidad más malo que la tiña.

También podrías haber visto… El contable (Gavin O’Connor, 2016). Porque si te gustan las cosas que no son lo que parecen, ésta es tu película. Un aburrido contable con obsesión por el orden, que mantiene una doble vida como asesino a sueldo.

  1. Spain in a Day (Isabel Coixet, 2016)

Tú eres español, español, español. Spain in a Day es una película formada por fragmentos de vídeos de distintos ciudadanos españoles, que pretende configurar una radiografía fiel de cómo somos, qué nos interesa o qué nos preocupa a los españoles. Basada en Life in a Day (Kevin Macdonald, 2011) y dirigida por Isabel Coixet, seguro que es una propuesta muy interesante para aquellos que quieran conocer más acerca de las personas que vivimos o nacimos en este país. Saldrás del cine diciendo que la versión inglesa es mucho mejor, aunque sea igual de aburrida que la española.

También podrías haber visto… Jota, de Saura (Carlos Saura, 2016). Porque no hay nada más español que el folklore y los bailes regionales. La jota aragonesa se suma así a la larga lista de documentales folklóricos de Carlos Saura: Flamenco, Flamenco (Carlos Saura, 2011), Iberia (Carlos Saura, 2005), Flamenco (Carlos Saura, 1995) o Sevillanas (Carlos Saura, 1991).

Alejandro Piera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s