Aquellos locos bajitos que (todavía) leemos cuentos

Cristina Fernández Cubas. A muchos de los amantes de la escritura, quizás no les suene de nada el nombre de esta autora. A otros seguro que sí. En este segundo grupo, estáis (¡y estamos!), los lectores de relatos breves y de cuentos, que a veces quedan en segundo plano como si fuesen una especie de “lecturas de serie B”. Nada más lejos de la realidad. Este tipo de escrito consiste en crear en un mismo libro, breves historias ligadas unas con otras y que por sí mismas, son capaces de atrapar y envolver al lector en un mar de lenguaje fresco y de capítulos cortos, que seguro sabrán a poco y te pedirán a gritos que te quedes leyendo tan sólo uno más.

cristina-fernandez-cubas

Cristina Fernández Cubas estudió derecho y periodismo, y por suerte para los aficionados a la lectura, finalmente fue esta segunda opción la que pesó más en la balanza. A sus 71 años, acaba de ser galardonada con el Premio Nacional de Narrativa 2016 por La habitación de Nona (2015) premio otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Como en los Oscars (y la mayoría de concursos anuales), el premio se entrega a las obras publicadas el año anterior, en este caso a autores españoles que escriban en cualquiera de las lenguas oficiales de España. ¡Ah! Y dan 20.000 €, que tampoco está nada mal.

la-habitacion-de-nona

Hacía bastante tiempo que Cristina Fernández Cubas no nos dejaba disfrutar de sus libros: siete años para ser exactos, el mismo tiempo que había pasado desde la muerte de su marido. Al fin llegó el día en el que pudo volver a ponerse delante unas hojas de papel y empezó a escribir de nuevo: bajo el seudónimo de Fernanda Kubbs, escribió una novela. Y curiosamente para aquellos que consideran los cuentos esa “lectura de serie B”, ella dejó momentáneamente de escribirlos porque aun no se veía capaz de ello. Ni siquiera podía leerlos. La autora comenta que su otro yo, Fernanda Kubbs, le ayudó a levantarse de nuevo y a salir del micro-mundo apenado y solitario en el que se había sumergido. Cuando acabó La puerta entreabierta (Fernanda Kubbs, 2013) , vio que podía escribir cuentos de nuevo.

cristina-fernandez-cubas-joven

El regreso de Cristina Fernández Cubas a este género ha valido muchísimo la pena y el resultado de su retorno, ha sido sencillamente espectacular. La habitación de Nona (Cristina Fernández Cubas, 2015), es una gran obra, en mayúsculas. Es un relato alegre, fresco y abierto a todos los públicos. Para empezar su lectura solamente son necesarias tres cosas: tener tiempo libre, vaciar la mente y dejar que las letras nos lleven al mundo que esta veterana escritora nos propone. Si estás atento a todos los pequeños detalles que describe en cada capítulo, encontrarás en ciertos episodios que algún misterio ronda, que algo se oculta. En otros momentos notarás tensión, dulzura, desasosiego, tristeza, ironía, lucha entre lo que queremos y lo que tenemos y vileza, manteniéndonos en ese punto de hipnosis que te obliga a seguir leyendo aunque sean las 4 de la mañana y tu mesita de noche sea la única luz encendida de tu edificio.

leer-de-noche

Mi hermana Elba (1980), El vendedor de sombras (1988), Doce relatos de mujeres (1999), El año de Gracia (traducida a varios idiomas, 1985), El columpio (1995), Los altillos de Brumal (1983), El ángulo del horror (1990), Hermanas de Sangre (1998), Cosas que ya no existen (2001), De mayor quiero ser bruja (2014), y la obra por la que acaba de ser galardonada, La Habitación de Nona (2015), son sólo una parte de su enorme mundo.

Fiel seguidora de otro inmenso y reconocidísimo autor de relatos y cuentos a nivel mundial, Edgar Allan Poe, sigue al pie de la letra su ley de vida: un cuento es uno de los mejores géneros literarios para crear y transmitir sentimientos. En EEUU, el cuento, es un género muy enraizado, con mucha tradición y millones de seguidores… ¿llegaremos a entenderlo así algún día?

En cierta manera, este premio es un reconocimiento a todos los cuentistas. Es un género no despreciado, pero sí desconocido. Mucha gente cree que es un meritoriaje, como el corto que haces mientras esperas la oportunidad de hacer el largo, pero no es así”.

Cristina Fernández Cubas, 2016.

Noe Puigdengolas

 

Anuncios

Un comentario en “Aquellos locos bajitos que (todavía) leemos cuentos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s